Mildred Morales

Ciudad de Guatemala, 11 ago (AGN).- Las muertes por hechos violentos en Guatemala se redujeron un 2,43 por ciento de enero a julio de este año, respecto al mismo período del 2016, cuando el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) contabilizó 3.239 fallecimientos.

El informe del Inacif detalla que hasta julio fueron realizadas 3.162 necropsias en todo el país, 77 menos que las del año pasado en siete meses.

Además, las estadísticas revelan que en febrero, marzo, abril y mayo los homicidios disminuyeron considerablemente.

Respecto a las muertes por proyectil de arma de fuego, bajaron un 2,02 por ciento, de 2.366 en 2016 a 2.318 en 2017, siendo febrero, marzo y abril los meses en los que las estadísticas descendieron más.

Asimismo, los decesos por arma blanca descendieron un 16,55 por ciento, de 308 a 257 en el mismo período. El informe también señala que por esa causa los fallecimientos de mujeres se redujeron un 6,52 por ciento.

Índices bajos como en 2000

De mantenerse la tendencia de muertes violentas en Guatemala, el país podría recuperar los índices bajos que se registraron en el año 2000, cuando la población era de poco más de 11 millones de habitantes.

En la actualidad, la tasa de homicidios es de 26 por cada 100.000 habitantes, mientras que 17 años atrás era menor a 26 y había alrededor de 6 millones de personas menos.

De acuerdo con datos de la Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia y el Delito, de enero a la primera quincena de mayo del presente año, se registró una reducción considerable en las tres áreas geográficas priorizadas: en todo el país de 16 por ciento, en el departamento de Guatemala de 14% y en el municipio de Guatemala de 15 por ciento.

Compartir