Brenda Larios/Foto: Cortesía FAO Guatemala

Ciudad de Guatemala, 8 ago. (AGN).- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) reconoció los esfuerzos que realiza el gobierno del presidente Jimmy Morales para elaborar un registro nacional de productores agrícolas familiares que permita focalizar políticas y proyectos que impulsan el desarrollo en el área rural de Guatemala y dejar atrás el asistencialismo.

En entrevista con la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN), Diego Recalde, representante de la FAO para Guatemala, dijo que este censo es parte de una política que la administración de Morales busca implementar con transparencia con el apoyo de ese organismo y de la Unión Europea, entre otros.

¿Cuál es su opinión sobre el censo que realiza el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA)?

Este censo es para tener una visión clara de quienes son los pequeños productores, según registros de la FAO, son más de un millón en pequeña escala, que no sabemos quiénes son, dónde viven, qué hacen, cuánta extensión tienen y qué producen. Entonces la extensión del Estado tiene que ser diferenciada, dependiendo del tipo de agricultor que se encuentre en el territorio y con esta herramienta se conocerá.

¿Cuál es el apoyo que da la FAO para este censo?

El censo es parte de una política que se quiere implementar y nosotros lo hemos estado apoyando con la FAO. Este proceso es una herramienta para tener una política pública diferenciada que va a dar beneficios con base en el grupo que se quiere atender. Es parte de un proceso que viene implementando el programa con extensionistas capacitados en varias temáticas, siendo la única manera de salir de la pobreza en el área rural.

¿Por qué el censo es una política pública diferenciada?

Es dejar la visión asistencialista, de pasar de una visión pasiva, de entrega de comiditas, papillas, fórmulas que estaban subsidiando la pobreza, a una herramienta que genere el desarrollo del pequeño agricultor para convertirlo en un empresario, que tenga la capacidad de producir para su consumo y sus excedentes para ser impulsado en el mercado.

En eso coincidimos con actores nacionales como la Cámara del Agro, quienes señalan que el MAGA debe dejar el asistencialismo como se reflejó años atrás y desarrollar proyectos junto a los productores para convertirlos en micro, pequeños y grandes productores en el país

¿Cómo va el proceso del censo y cuándo podría finalizar?

Como FAO estamos brindando un apoyo técnico al Ministerio de Agricultura, este censo ya se está finalizando, esperamos entregar resultados este año. Este mecanismo de registro también se realiza en América Latina y el Caribe en todos los programas de asistencia a agricultores y hoy Guatemala se une a ellos.

¿En qué otro programa de asistencia para los agricultores beneficiará este censo?

En el de agricultura familiar, es un programa que se esperaba desde hace mucho tiempo, es cambiar la atención del Estado al campo, pasar de una visión pasiva a una visión proactiva de producción, innovación, inserción en el mercado para los pequeños productores.

La agricultura familiar significa principalmente un cambio de actitud de las personas, este programa tiene un potencial para cambiar Guatemala, que pueda ser un país más productivo, para sacar de la pobreza a su gente, junto a una ley de agricultura familiar que lo sustente.

Por eso, como FAO estamos apoyando al país en la ley de agricultura familiar y en la implementación del programa. Hemos brindado apoyo técnico desde la formulación de este programa desde 2010, porque como representante de esta organización de las Naciones Unidas apoyamos y seguiremos dando un apoyo permanente para el desarrollo agrícola de Guatemala.

 

Compartir