Amafredo Castellanos

Ciudad de Guatemala, 18 jul (AGN).- La sociedad civil de Guatemala reconoció hoy la urgencia de actuar de manera pronta frente al problema que representa el acelerado deterioro vial y calificó como “necesaria” la determinación del presidente Jimmy Morales de decretar un estado de calamidad para lograrlo. Además, propuso buscar el diálogo para profundizar en decisiones legislativas que favorezcan la ejecución de proyectos para beneficio de la población.

“Entendemos la necesidad y la urgencia de entrarle a este tema. La urgencia existe y hay que actuar, pero consideramos que los esfuerzos deben ir incluso más allá, buscando más apoyo en el Congreso. Buscar el diálogo con la oposición para impulsar una nueva Ley de Contrataciones”, dijo a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN), Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana.

Según Flores, ya no resulta útil generar nuevas reformas a la actual Ley. Explicó que es una Ley “con muchas reformas” y que lo ideal sería aprobar una ley “totalmente nueva” capaz de fortalecer, entre otras cosas, “todo el tema de Guatecompras y el trabajo que hace el Ministerio de Finanzas”.

Citó, por ejemplo, la necesidad de que se norme específicamente por cada rubro, con procesos distintos: “Debe haber un proceso para medicamentos y otro para infraestructura”, dijo. También consideró que otro tema en una nueva ley sería la de reformar la parte de “finanzas y seguros”, para “evitar que una empresa quede mal” en el cumplimiento de los contratos.

De ahí que “el estado de calamidad, es necesario, por la urgencia, pero sí se requiere una reforma completa del sistema de adquisiciones públicas y de la ley”.

En cuanto a la declaratoria del estado de calamidad y el temor de que esta pueda ocultar propósitos de corrupción durante el tiempo de su vigencia (30 días), Flores lo descartó.

“Hay controles ya establecidos, como Guatecompras, la Ley de Acceso a la Información Pública, pero sobre todo, porque hay una ciudadanía muy vigilante. Esas son las garantías”, señaló.

En el caso de Acción Ciudadana (capítulo Guatemala de Transparencia Internacional, comentó que el tema de las carreteras y todo el sistema de compras y contrataciones representan un “foco permanente” de atención y vigilancia.

El presidente Morales advirtió en su mensaje del lunes, que “no vamos a tolerar ningún tipo de corrupción, tráfico de influencias, sobrevaloración o manejo político de las obras” que se impulsen bajo la normativa especial.

El mandatario anunció en conferencia de prensa las medidas que serán implementadas para evitar que las obras de rescate de la red vial queden paralizadas por las investigaciones sobre presuntos actos de corrupción denunciados la semana pasada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad para Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP).

“Tampoco permitiremos que se pierdan fuentes de empleo, mucho menos que se detenga el país en sus procesos de desarrollo económico”, señaló el mandatario.

El Presidente pidió el respaldo ciudadano para asegurar la confianza en el desarrollo del plan de rescate de la infraestructura vial.

“Los invito a que todos seamos fiscalizadores conscientes y responsables de la ejecución de cada obra”, dijo.

“Si en algún momento existe un indicio de corrupción –pidió a la sociedad- denunciarlo a la brevedad y con los argumentos de rigor”.

El mandatario instó al Congreso de Guatemala a que “trabajemos conjuntamente para recuperar la red vial de nuestro país” y dijo que como organismo Ejecutivo su propósito es “servir con transparencia, honestidad y probidad”.

 

Compartir