Redacción AGN/ Foto: Carlos Jacinto

Ciudad de Guatemala, 17 jul (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, declaró hoy en Consejo de Ministros, el estado de calamidad pública de las carreteras centroamericanas en el país por un período de 30 días con el fin de responder a las demandas de la población de contar con una red vial segura.

“La red vial del Estado de Guatemala se encuentra al borde del colapso, está literalmente en un estado deplorable e intransitable que atenta contra la seguridad de los guatemaltecos, la economía del país, el turismo y el desarrollo humano”, sostuvo el mandatario en un discurso en el Salón Banderas del Palacio Nacional de la Cultura.

Enfatizó que para nadie es un secreto que el colapso de la red vial “es una consecuencia de la desatención y la corrupción de gobiernos anteriores”.

El presidente Morales dijo que el actual estado de las carreteras no es de 18 meses, sino de décadas, en las que no se invirtió en infraestructura, sino que mucho de ese dinero fue a parar a otros bolsillos dada la corrupción existente.

Expresó que su decisión fue adoptada luego de las denuncias presentadas la semana pasada contra empresas dedicadas a la construcción de las carreteras que se han visto implicadas en casos de corrupción, por lo que “nos vemos en la necesidad de tomar medidas urgentes para dar solución a la problemática”.

Anunció que esta semana presentará al Congreso una iniciativa de ley para promover reformas a la Ley de Contrataciones del Estado y con ello implementar procesos de liquidación expresos con seguridad jurídica, tiempos de contratación y sus respectivos mecanismos de supervisión más ágiles.

Agregó que además de solicitar reformas a la Ley de Contrataciones también se buscará modificar la institucionalidad de la Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial) para nuevos registros de proveedores y requisitos de participación contractual.

“Vamos a convocar a una mesa de trabajo para evaluar los contratos que presenten problemas legales para encontrar una solución efectiva, transparente y basada en la legalidad”, añadió.

En ese sentido, también anunció que presentará una iniciativa de ley para normar liquidaciones especiales y contrataciones de proyectos, y que se tiene contemplado el pago de regalías petroleras en especie en base de emulsión para la fabricación y aplicación directa de asfalto por parte de Caminos y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Enfatizó que el estado de calamidad pública tiene como objetivo la recuperación de la red vial para garantizar la libre locomoción de los guatemaltecos y el tránsito, como una respuesta del Organismo Ejecutivo a una demanda puntual de la mayoría de guatemaltecos de tener carreteras en buen estado y con seguridad para el turismo y el comercio.

Detalló que la medida faculta al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) a ser el rector de la recuperación de la red vial y que contará con el apoyo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Guatemala y de toda institución pública, sector privado, sociedad civil y de la comunidad internacional que quiera sumarse a este compromiso.

El Presidente manifestó que su Gobierno instalará una instancia de fiscalización permanente para garantizar la transparencia de la ejecución de los fondos que sean asignados para la recuperación de las carreteras.

Además, resaltó, la ciudadanía tendrá acceso a un portal electrónico que se actualizará cada 24 horas para que puedan verificar el avance de las obras.

“Hago un llamando a la conciencia de toda la sociedad guatemalteca para que no se especule ni se manipule la información de este estado de calamidad”, dijo en su discurso.

El mandatario hizo también un llamado al Congreso para trabajar conjuntamente en la recuperación de las carreteras porque “nuestro objetivo es servir con transparencia y objetividad”.

Compartir