ACTUALIZA –con fotos y referencia a participación del presidente Morales–

Elmer Telón Galdámez y Amafredo Castellanos/Foto: Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 16 de jul (AGN).– El Gobierno de Guatemala instaló hoy una mesa técnico-jurídica para definir las acciones que se elevarán el lunes a la consideración del presidente Jimmy Morales, en reunión de Gabinete, para evitar que las obras que se ejecutan y las que están por ejecutarse queden paralizadas por investigaciones de corrupción, particularmente en el caso de la red vial, informaron fuentes oficiales.

En la reunión, en una parte de cuyo desarrollo estuvo presente el jefe de Gobierno, participan el ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), Aldo García; la viceministra de Infraestructura, María Alejandra Má; el secretario general de la Presidencia, Carlos Martínez, y especialistas jurídicos de ambas instituciones y del Ministerio de Finanzas.

El trabajo de esta mesa es producto de las instrucciones giradas la noche del sábado por el presidente Morales, quien convocó a una reunión de Gabinete para buscar soluciones frente a la posible crisis en el desarrollo de las obras, derivada de investigaciones por nuevos casos de corrupción revelados el viernes por los organismos encargados.

El Ejecutivo avanza en propuestas para hacer frente a la problemática tomando como referencia medidas adoptadas por el Estado en situaciones de emergencia ocurridas en años anteriores y que afectaron directamente las carreteras.

El mandatario alertó sobre el complejo panorama jurídico por estos nuevos casos de corrupción el viernes, durante una gira de trabajo por Chiquimula.

El impacto de estos casos se prevé ocurra sobre proyectos de infraestructura vial porque varias de las empresas a cargo de estas obras fueron vinculadas a sobornos recibidos durante la administración pasada.

La mesa técnica también analiza cada uno de los proyectos en riesgo a fin de lograr que la mayor cantidad posible se mantenga en ejecución.

En un diálogo con los habitantes de Chiquimula, el viernes, el presidente Morales advirtió que su Gobierno es el más interesado en la lucha contra la corrupción, pero dijo confiar en lograr mecanismos que eviten que las investigaciones paralicen las obras. En este sentido, destacó que estas obras son esenciales para el desarrollo del país.

“Quiero que sepan que no estamos en contra de la lucha contra la corrupción, somos lo que abanderamos esa lucha, pero un puesto de trabajo perdido significa una familia con hambre”, dijo.

“Una familia con hambre implica violencia, migración, desorden, implica que el niño no vaya a la escuela y que nuestra gente no se desarrolle”, añadió.

Un ejemplo

El presidente Morales citó como ejemplo el proyecto carretero de Chiquimula a Quezaltepeque y de Quezaltepeque a Esquipulas. Explicó que este ya estaba aprobado y próximo a iniciar. Sin embargo, corre el riesgo de no realizarse.

A solicitud del mandatario, la viceministra Má explicó las razones: “Este proyecto estaba priorizado, es uno de los que más le han pedido al señor Presidente y el señor Presidente nos dio instrucciones de impulsarlo: pero, ayer (viernes) se destapa un nuevo caso de corrupción y la empresa que tiene a cargo el proyecto tiene señalamientos de haber recibido la adjudicación del proyecto a cambio de coimas (sobornos), a cambio de corrupción”.

“El proyecto –prosiguió Má- posiblemente no pueda continuar, porque estaríamos financiando la corrupción y, lo que queremos, es que la carretera se trabaje de la misma forma como viene ejecutando este Gobierno: de una forma trasparente y de una forma que lleve el desarrollo a la población”.

Compartir