Elmer Telón Galdámez/Foto: Óscar Dávila y Gobierno de Guatemala

Chiquimula/Ciudad de Guatemala, 15 de jul (AGN)-. El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, convocó hoy a una reunión extraordinaria de su Gabinete de Gobierno con el fin de buscar soluciones concretas para atender la inversión en las carreteras del país y advirtió que no detendrá los proyectos aprobados. Además, dijo que si es necesario recurrirá al Ejército para atender los trabajos de bacheo.

“Cuando nos vayamos de aquí a ciudad de Guatemala, después de celebrar el desfile de la Policía Nacional Civil (PNC), he convocado a una junta de Gabinete de Gobierno para poder coordinar las acciones a partir del día lunes”, respecto a la situación de las carreteras y nuevos casos de corrupción que salieron a luz el viernes, dijo el mandatario durante una gira de trabajo por Chiquimula junto a varios ministros de Estado.

El mandatario viajó a Chiquimula con el propósito de tener un encuentro con la población y, posteriormente, asistir a una reunión del Consejo Regional de Desarrollo Urbano y Rural (Coredur), Región III, que comprende los departamentos de Izabal, Chiquimula, Zacapa y El Progreso.

Enfatizó que “no podemos seguir deteniendo las obras de las carreteras que tenemos que reparar, porque la gente ya no puede transitar en las condiciones actuales”.

El mandatario se refirió a las múltiples trabas legales que afronta para ejecutar el presupuesto en el Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda (CIV) y así atender los problemas actuales de la red vial del país.

En su discurso en la Plaza Central de Chiquimula sostuvo que: “por primera vez -lo voy a decir y ojalá que la ley me pueda amparar-, si es necesario, voy a sacar al Ejército a las calles para hacer el trabajo de bacheo de los hoyos, si no me dejan trabajar de otra forma”.

Explicó que al asumir la presidencia recibió al Estado sin fondos por lo que el primer año no se pudo invertir en carreteras. Al respecto enfatizó: “no teníamos dinero; hoy ya lo tenemos, y cuando vamos a iniciar a trabajar, ponen trabas, no se puede trabajar así”, advirtió.

El Presidente enunció como propósito y decisión de actuar: “O lo hacemos, o lo hacemos”, dijo, al mismo tiempo de plantear que frente a los retos “voy a necesitar el respaldo del pueblo”. Recibió la aprobación y el respaldo de los cientos de personas que asistieron a la actividad mediante aplausos y expresiones de apoyo.

Aclaró: “quiero que sepan que no estamos en contra de la lucha contra la corrupción, somos lo que abanderamos esa lucha, pero un puesto de trabajo perdido significa una familia con hambre”, dijo.

“Una familia con hambre implica violencia, migración, desorden, implica que el niño no vaya a la escuela y que nuestra gente no se desarrolle”, puntualizó.

Compartir