Elmer Telón / Foto: Óscar Dávila

Chiquimula/Ciudad de Guatemala, 15 jul (AGN).- El presidente de Guatemala en un mensaje dirigido en el parque central de Chiquimula reconoció hoy que existen temas pendientes de cumplir por parte de su administración y llamó a la unidad para trabajar en busca de su realización, además de exponer los cambios y avances registrados en 18 meses de trabajo.

“Hemos tratado de cumplir lo prometido. No es fácil, pero, bendito sea Dios, paso a paso se está logrando”, dijo el mandatario al hacer un balance sobre su gestión, 18 meses después de haber asumido el cargo.

“Voy a decirles dos cosas que hemos podido hacer, y también de algunas que no hemos podido hacer, pero frente a las cuales tenemos que unirnos y trabajar de mejor forma” para su consecución, señaló.

Enfatizó en el tema de “unidad” y citó como ejemplo el apoyo para la obra que realiza Fundabiem a través de la Teletón 2017. “Guatemala necesita que todos nos unamos alrededor de buenas obras, como la Teletón”, dijo.

Entre las cosas realizadas destacó los avances registrados en educación, especialmente por el cumplimiento, sin precedentes, de las entregas puntuales de los recursos para los programas de Apoyo a la Educación, tales como la refacción escolar y la valija didáctica.

“La refacción escolar no les ha faltado a nuestros niños. El año pasado, por primera vez en muchos años, si no es que en toda la historia, logramos hacer que en los 180 días de clase que manda la ley, llegara el dinero para la refacción en las escuelas”, explicó.

“Nosotros privilegiamos la educación”, en la ejecución presupuestaria, explicó. También dijo que el esfuerzo en este rubro incluyó acciones de transparencia, como el haber logrado reducir de 107 millones de quetzales a 54 millones el costo de impresión de los 4,5 millones de libros de texto para preprimaria y primaria y con una mejor calidad. Destacó que este fue uno de los resultados de una “administración diferente”.

El mandatario dijo que en educación “hay muchos logros” más, pero recordó que “la base para el desarrollo de un pueblo es la educación, y por eso hemos trabajado en educación”.

“Dije que la educación iba a ser priorizada y la hemos priorizado”, explicó. Hizo ver que este rubro es el segundo que más incremento porcentual tiene para el presupuesto de 2018. El primero lo tiene la salud que, dijo, “es base de la educación”.

Recordó, en este punto, que al iniciar su gestión en enero de 2016 el sector de la Salud Pública era uno de los principales desafíos inmediatos, pues “ni para pagar sueldos nos dejaron”. “Ahora, se pagaron los sueldos, hay un 90 por ciento de abastecimiento de medicinas en los hospitales y las deudas por las vacunas para los niños fueron canceladas”, indicó.

El mandatario también destacó la diferencia que representa la actual adiministración en la dinámica de la relación del poder nacional con el poder local.

“Antes, los alcaldes tenían que correr a los gobernadores para que les dieran alguna obra. En esta administración, los gobernadores han buscado a los alcaldes para decirles: “aquí está el dinero, por favor trabajemos juntos para hacer las obras”. Y si estoy mintiendo, señores alcaldes, ustedes tienen la facultad de decirme: mentiroso, pero si estoy diciendo la verdad me deben respaldar porque lo que estamos haciendo es respaldar la administración local”, dijo.

“No hemos podido trabajar aún”

El Presidente reconoció que pese a los avances y a la manera “diferente” en que se realizan los proyectos actualmente, hay cosas en las que su administración no logró trabajar aún.

“Tengo que verlos de frente a los ojos y confesarles: hay cosas que no hemos podido trabajar aún: lo primero, carreteras: abundan los hoyos, pero no es que nosotros no querramos”, explicó.

Recordó en este sentido que “el año pasado no había dinero, ahora, las cosas han cambiado, tenemos dinero, el dinero para carreteras está en el banco. Por qué no hemos podido ejecutar, por varios motivos: la primera: lucha contra corrupción, que la Presidencia es la que abandera esa lucha. Recordemos cómo se hacían las cosas antes: tristemente, muchos de los contratos tienen señalamientos que los ponen en tela de duda y entonces, hay investigaciones que han detenido esos contratos”.

Explicó haber pedido a las instancias responsables dos cosas: “la primera, sigan con las investigaciones, es más, abrimos las puertas de par en par, para que las investigaciones se hagan, pero les he dicho: por favor, no detengan las obras, no podemos detener el desarrollo del país, por cada obra cerrada, no solamente hay plazas de trabajo que se pierden, sino hay comunidades que están incomunicadas y los agujeros en las calles, no permiten libre tránsito personas y mercancías”.

Ejemplificó con el proyecto carretero de Chiquimula a Quezaltepeque y de Quezaltepeque a Esquipulas, el cual -explicó- estaba por iniciar. Sin embargo, corre el riesgo de no realizarse.

La viceministra de Infraestructura del CIV, María Alejadra Má, explicó las razones a pedido del mandatario.

Má expuso que, efectivamente, “este proyecto estaba priorizado, es uno de los que más le han pedido al Presidente. El Presidente nos ha dado instrucciones de impulsarlo, pero ayer se destapa un nuevo caso de corrupción y la empresa que tiene a cargo el proyecto tiene señalamientos de haber recibido la adjudicación del proyecto a cambio de coimas (sobornos), a cambio de corrupción”, precisó.

 

Compartir