Mildred Morales/Fotos. Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 14 jul (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, hizo hoy un llamado a las entidades del Estado a cargo de la seguridad a generar cambios que promuevan el desarrollo humano de la población y expresó que la violencia es un factor que limita el crecimiento del país.

Durante la presentación de la Política Nacional de Seguridad y la Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia y el Delito 2017-2027, el mandatario aseguró que el tema “siempre será una prioridad presidencial”, y resaltó que en lo que va de su gestión los homicidios se redujeron de 30 a 26 por cada 100.000 habitantes.

“El país requiere de transformaciones de los diferentes actores y los diferentes ámbitos de la gestión pública de la seguridad que permitan superar los obstáculos que limitan el desarrollo humano de los guatemaltecos”, expresó el Presidente en su discurso.

Advirtió que “todo lo que limite el desarrollo humano de los guatemaltecos contribuirá a la violencia”, y que si se busca contrarrestar la problemática es necesario hacer que la educación sea la base fundamental para el desarrollo.

La Política Nacional de Seguridad, revisada y actualizada, orienta el actuar del Estado al establecer los lineamientos que definen los cursos de acción para alcanzar niveles superiores de seguridad.

Está sustentada en la primacía de la persona humana, respeto al Estado de Derecho, observancia de los derechos humanos, equidad de género, respeto a la diversidad cultural, fortalecimiento de la gobernanza local y el ejercicio de los controles democráticos.

“Es necesario no solamente combatir la violencia, sino también evitarla y por eso hemos hecho el esfuerzo grande de poder hacer un enfoque integral para que, juntamente con una Política de Seguridad, tengamos también una Estrategia de Prevención de la Violencia”, consideró el mandatario.

Por su parte, Axel Romero, viceministro de Prevención de la Violencia y el Delito del Ministerio de Gobernación, manifestó que su cometido es crear una agenda de Estado que dé acompañamiento a todos los sectores y permita el trabajo en conjunto para mejorar la seguridad.

La Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia y del Delito permite abordar las causas primarias de la problemática, atendiendo la realidad de cada territorio, con una visión a largo plazo, orientada a la construcción de una cultura de prevención que incida en la calidad de vida y ejercicio óptimo de derechos de la población guatemalteca.

Es consecuente con el enfoque de la Política Nacional de Seguridad y complementaria en materia de seguridad ciudadana, ya que se constituye en un instrumento que orienta Ia gestión institucional y la implementación integrada de los enfoques de desarrollo social y prevención de la violencia y el delito.

“Seguimos formulando acciones para enfrentar las amenazas y disminuir las vulnerabilidades en materia de seguridad, para ello estamos trabajando nuevos modelos de seguridad ciudadana que garanticen la convivencia pacífica y coadyuven a la cultura de la paz de nuestra sociedad”, comentó el Presidente y reconoció que la política es un esfuerzo integral del Sistema Nacional de Seguridad.

Compartir