Mildred Morales / Foto: Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 14 jul (AGN).- De mantenerse la tendencia estadística de muertes violentas en Guatemala, el país podría recuperar casi dos décadas perdidas y alcanzar los índices que registró en el año 2000, cuando la población era de poco más de 11 millones de habitantes.

En la actualidad, la tasa de decesos a causa de hechos violentos es de 26 por cada 100.000 habitantes, mientras que 17 años atrás era menor a 26 y había cerca de 7 millones de guatemaltecos menos.

Estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC) señalan que a partir del 2000 el índice de muertes violentas comenzó a incrementarse hasta ubicarse en 48 homicidios por cada 100.000 habitantes en el 2009.

Resultados concretos

De acuerdo con datos de la Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia y el Delito, de enero a la primera quincena de mayo del presente año, se registró una reducción considerable en las tres áreas geográficas priorizadas: en todo el país de 16 por ciento, en el departamento de Guatemala de 14 por ciento y en el municipio de Guatemala de 15 por ciento.

Los resultados positivos están influenciados por la implantación del Modelo Policial de Seguridad Integral Comunitaria (Mopsic) que contribuyó a que la institución fuera más cohesionada, cercana a la población y efectiva en contra de la criminalidad, consigna el documento.

También son producto de una serie de medidas que el gobierno del presidente Jimmy Morales ha promovido para hacer de Guatemala un país más seguro.

Durante los primeros cinco meses del año los homicidios se redujeron de 1.746  en el 2016 a 1.633 en el presente año. Así mismo, las lesiones bajaron de 2.434 a 2.006.

 

 

Compartir