Donis Figueroa / Foto: DF

Ciudad de Guatemala, 14 jul (AGN).- Guatemala avanzó hoy con la puesta en marcha de una nueva reforma del Gobierno del presidente Jimmy Morales, esta vez en el tema de seguridad, con el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia y del delito.

La Estrategia es parte de la Política Nacional de Seguridad, que es presentada este viernes en un acto oficial con la presencia del presidente Jimmy Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera, además de las más altas autoridades del Ministerio de Gobernación y de otras instituciones del Estado, así como representantes de la sociedad civil y de la comunidad internacional.

Qué es y qué pretende la Estrategia

La Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia y del Delito permite abordar las causas primarias de la problemática, atendiendo a la realidad de cada territorio, con una visión a largo plazo, orientada a la construcción de una cultura de prevención de la violencia y el delito, que incida en la calidad de vida y ejercicio óptimo de derechos de la población guatemalteca.

Es consistente con el enfoque de la Política Nacional de Seguridad y complementaria en materia de seguridad ciudadana, ya que se constituye en un instrumento que orienta la gestión institucional y la implementación integrada de los enfoques de desarrollo social y prevención de la violencia y el delito con la intención de:

a) Lograr una efectiva convergencia con la agenda de desarrollo social bajo la premisa de que la seguridad y la convivencia pacífica son causa y efecto del desarrollo.

b) Alcanzar niveles óptimos de integración entre la acción del Gobierno central con los gobiernos municipales, promoviendo gobernanza local, a partir de un enfoque territorial e incluyente.

c) Obtención de resultados tangibles y verificables en la reducción de la violencia y el delito, que se valoren por la sociedad y se repliquen a diferentes niveles y territorios.

Objetivo general

La Estrategia tiene como objetivo general, establecer la articulación colaborativa de las instituciones del Estado, la organización comunitaria y la participación ciudadana, para la prevención de la violencia y el delito que lleve a la gobernanza del territorio.

Se trata de un esfuerzo que tiene múltiples retos y exigencias, pero que resulta impostergable enfrentar, haciendo coincidir las agendas para la atención de las vulnerabilidades sociales.Antecedentes y nueva Política Nacional de Seguridad

La formulación y aprobación de la Política Nacional de Seguridad en el año 2012 constituyó el primer esfuerzo de planificación y articulación del Sistema Nacional de Seguridad. El grado de madurez institucional alcanzado permite destacar los resultados positivos sectoriales y continuar las buenas prácticas, mientras ajusta y avanza en la consecución de nuevos y necesarios modelos capaces de enfrentar desafíos más complejos.

La Política Nacional de Seguridad, revisada y actualizada (2017), orienta el actuar del Estado, al establecer los lineamientos que definen los cursos de acción para alcanzar niveles superiores de seguridad.

Está sustentada en un conjunto de principios orientadores, de observancia general, que emanan del marco normativo vigente: primacía de la persona humana, respeto al Estado de Derecho, observancia de los Derechos Humanos, equidad de género, respeto a la diversidad cultural, fortalecimiento de la gobernanza local, ejercicio de los controles democráticos.

Presenta una visión crítica de la realidad del ambiente de seguridad del país, dentro del conjunto de dimensiones: socio-humana, político-económica, ambiental, energética, tecnológica, alimentaria y nutricional, geoestratégica e inteligencia, cuya interrelación y complementariedad, conforma y propicia el ambiente de seguridad.

Establece un modelo de gobernanza integral que cuenta con bases democráticas que propician los espacios para la interacción y participación de la diversidad de actores, por medio de esfuerzos combinados, coherentes y complementarios, para generar respuestas efectivas, atendidas por los diferentes ámbitos de funcionamiento: Seguridad Interior, Seguridad Exterior, Inteligencia de Estado y Gestión de Riesgos y Defensa Civil.

Programas estratégicos de gobernanza integral

La Política Nacional de Seguridad establece tres programas estratégicos de gobernanza integral, bajo una configuración de visiones. prioridades, proyectos y acciones, que posibilita la Seguridad de la Nación: Gestión Integral de la Seguridad de la Nación, Gobernanza Local, y Seguridad para el Desarrollo.

La gobernanza integral de la Seguridad de la Nación, será desarrollada sobre la base de la acción afirmativa de la institucionalidad del Estado y el valor que cada institución responsable agrega al proceso de construcción de la seguridad, bajo las condiciones de colaboración, cooperación y coordinación.

Compartir