Redacción AGN/Fotos Mingob

Ciudad de Guatemala, 12 jul (AGN).- La Policía Nacional Civil (PNC), creada hace 20 años mediante los Acuerdos de Paz que pusieron fin a 36 años de conflicto armado interno (1960-1996), fortalece sus mandos superiores como parte de su profesionalización.

El Ministro de Gobernación, Francisco Rivas Lara, juramentó a tres mandos superiores de la PNC para continuar con el fortalecimiento de la institución policial.

El comisario general, Erwin Mayén Véliz, fue juramentado en el cargo de director general adjunto de la institución; Emma Dalia López, como subdirectora general de Estudios y Doctrinas, y en el cargo de subdirector general de Operaciones, Rony Mauricio Espinoza.

Véliz era el subdirector general de Operaciones, Espinoza estaba al frente de la Fuerza de Tarea contra los Secuestros y López era la directora de la Academia de la PNC en el departamento norteño de Salamá.

Rivas destacó que el personal que fue designado en los altos cargos ha desarrollado una carrera “ejemplar” dentro de la institución policial y han demostrado su compromiso con la población.

“Estoy convencido de que van a desempeñar una buena función, la sociedad guatemalteca debe estar tranquila porque van a ejercer con honor el puesto para el cual han sido designados”,  resaltó el funcionario, según una publicación  de la cartera de Gobernación en su página oficial de internet.

Explica que con estos nombramientos el ministro Rivas confirma su apoyo para continuar con la dignificación y profesionalización de la institución policial, la responsable de proteger a los más de 16 millones de guatemaltecos

“Estos cambios vienen a fortalecer el trabajo de PNC, se van a integrar como autoridades policiales en función de la seguridad para dar tranquilidad y paz a los guatemaltecos”, sostuvo.

La Policía Nacional Civil es producto de los Acuerdos de Paz firmados el 29 de diciembre de 1996, con los que el Gobierno y la entonces guerrilla pusieron fin a 36 años de conflicto armado interno que dejó unas 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

A la fecha la institución cuenta con más de 35.000 agentes para garantizar la seguridad de los más de 16 millones de guatemaltecos, uno de los principales compromisos del gobierno del presidente Jimmy Morales.

 

 

 

Compartir