Marlyn Valdez De León/Conred

Ciudad de Guatemala, 11 jul (AGN).- El volcán de Fuego, ubicado entre los departamentos de Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango, continúa este martes con una intensa erupción, la sexta del año, y sus cenizas alcanzan 4.600 metros de altura.

Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el coloso de 3.763 metros de altura y situado 50 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, inició la erupción el lunes.

Las cenizas se desplazan a unos 35 kilómetros al oeste del volcán, y la fuente de lava se mantiene entre 150 y 200 metros de altitud.

David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), dijo que se mantiene una alerta amarilla institucional por la actividad del volcán, que registra explosiones fuertes.

“Hasta el momento no ha sido necesario hacer evacuaciones, pero hemos tenido comunicación con los líderes comunitarios”, dijo De León.

Los retumbos son audibles a 30 kilómetros del perímetro volcánico y las columnas de ceniza se pueden observar desde la capital, indicó.

También se escuchan en las inmediaciones del lugar constantes sonidos de desgasificación de las ondas de choque, provocando que viviendas cercanas tengan algún tipo de vibración, señaló.

De acuerdo con la Conred, el material volcánico ha caído, hasta el momento, en las comunidades de Morelia, Panimaché, Santa Sofía, El Porvenir, y Sangre de Cristo.

 

 

 

Compartir