ciclismo.as.com

El primer encadenado serio de gran montaña resultó demoledor. No hizo falta llegada en alto. El renacido Rigoberto Urán ganó la etapa en Chambéry, Chris Froome fortaleció su candidatura, Fabio Aru y Romain Bardet se confirmaron como los principales rivales… Y algunos se complicaron la clasificación general. O directamente desaparecieron.

Alberto Contador se descolgó en la última subida y cedió sus opciones en este Tour: 4:19 minutos. Si es que alguna vez tuvo opciones. Nairo Quintana y Dan Martin se dejaron un buen bocado: 1:14. Y también dijeron adiós, pero definitivamente, Geraint Thomas y Richie Porte, que sufrieron sendas caídas en dos descensos de la jornada.

Se subían tres puertos de categoría especial. Y también se bajaban. No eran los puertos típicos de los Alpes: largos y asfixiantes por la altitud. Sino ascensiones más cortas, con pendientes de vértigo. Especialmente ese último Mont du Chat, el Monte del Gato: 8,7 kilómetros al 10% de pendiente media. Contador ya había advertido de la exigencia de este recorrido, “el más duro del Tour”. Lo sufrió en sus propias carnes. Pero la sensación general era que si se decidía algo, sería más bien en los descensos.

La idea tomó fuerza en el primero de los tres colosos: La Biche. Aún restaban cien kilómetros, ya estaba formada la fuga, el Sky marcaba su ritmo… Demasiada normalidad.

Bardet debió recordar aquel descenso de la Bissane que tanta gloria le dio el año paso, y tensó en la bajada con varios compañeros. Tanto, que hasta su colega Gautier hizo un recto. Las consecuencias fueron inmediatas: se cayó Geraint Thomas, primer líder del Tour, segundo de la general, lugarteniente de Froome.

Clavícula rota y hasta otra. También se accidentó Majka. El maillot amarillo se quedó inicialmente descolgado, pero enlazó. Mucho más tardó Contador, que no se reintegró hasta la subida de la Grand Colombier. Después del calentón se enganchó con Nairo Quintana y se fue al suelo por segunda vez. No iba a ser su día. No. Ya se veía. Y el Mont du Chat lo confirmó.

Compartir