Foto: Óscar Dávila

Ciudad de Guatemala, 7 jul (AGN).– “A veces vamos mucho tiempo al Congreso, cuando deberíamos estar bastante tiempo en el campo”.

Esta fue la frase que el ministro guatemalteco de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), Aldo García, formuló para reprochar las excesivas citaciones que diputados y comisiones legislativas hacen a los funcionarios del gobierno del presidente Jimmy Morales y que entorpecen la agenda diaria de trabajo de estos, especialmente de los ministros.

De esta manera, el ministro dio también la bienvenida al presidente Morales durante su gira de trabajo por el departamento de Chimaltenango, donde supervisó el avance del proyecto de libramiento vial.

“Es un orgullo estar con el Presidente, mostrándole cómo vamos con el avance en este proyecto. La supervisión suya es importante –le manifestó al mandatario-: es la fiscalización, como la hacen los diputados. Es bueno hacerla en el campo, como en el Congreso”, expresó.

Según el ministro, “el país necesita un cambio radical (porque) está bastante complicado en infraestructura, pero hemos dado los pasos importantes”.

Informó que la próxima semana, el 13 de julio, comenzará una ronda de recepción de ofertas para reposicionar mucha de la infraestructura vial que tenemos.

“Tenemos que rescatar esa infraestructura: son 800 kilómetros. Es bastante. No nos hemos apartado de la meta de 19.000 kilómetros… el norte está clarísimo”, advirtió.

Reconoció que “vamos un poco lento”, por contingencias que se han debido atender a causa de “las lluvias y las emergencias”. No obstante, subrayó que “Covial está trabajando, nosotros con la Dirección General de Caminos, estamos trabajando”.

Informó que ayer “dimos el banderazo en una de las aldeas más abandonadas, que cuenta con un centro de salud que ya tiene el Modelo Incluyente de Salud (MIS), pero no tenía una carretera en condiciones. Ahora la va a tener. Todos los habitantes están contentos”, dijo.

Presidente agradece trabajo en carreteras

El presidente Morales agradeció a los trabajadores de la Dirección General de Caminos por su trabajo frente a más de 300 derrumbes ocurridos en distintas carreteras. “Muchos acusan, pero quiero reconocer el trabajo de todos, y su deseo de servicio”, dijo el mandatario en referencia a los trabajadores de Covial y del Fondo de Seguridad Social: “A todos los que trabajan seriamente en la reconstrucción del sistema vial”.

Ahorro y transparencia

El Presidente también agradeció la confianza de los empresarios en su administración y expuso que actualmente se obtienen “mejores precios” que en administraciones anteriores. Explicó que antes el precio por kilómetro de carretera oscilaba entre 4,5 y 7,5 millones de quetzales. Ahora, en cambio, cuesta entre 1,8 y 2,5 millones de quetzales, con un techo de hasta 4 millones.

“Comparto con usted, señor Presidente: el desarrollo llega a donde llegan los caminos”, manifestó el empresario a cargo de la obra del libramiento de Chimaltenango.

Compartir