El director general de la fabricante japonesa de bolsas de aire Takata Corp., Shigehisa Takada se inclina durante una rueda de prensa en Tokio, el lunes 26 de junio de 2017. (AP Foto/Shizuo Kambayashi)
Con AP Fotos.
26 jun –

La fabricante japonesa de bolsas de aire Takata Corp. anunció el lunes que había tenido que declararse en bancarrota en Tokio y Estados Unidos para asegurar que podría seguir proporcionando reemplazos para infladores defectuosos de bolsas de aire vinculados con la muerte de al menos 16 personas.

El trámite abrió camino a la adquisición de la mayoría de los activos de Takata por Key Safety Systems, con sede en Detroit pero propiedad de una firma china. La operación está valorada en 1.600 millones de dólares.

El presidente de Takata, Shigehisa Takada, dijo a la prensa en Tokio que ante la rápida pérdida de valor de la compañía, solicitar la protección por bancarrota era la única manera de seguir adelante.

Los infladores de Takata pueden estallar con demasiada fuerza cuando llenan una bolsa de seguridad en un vehículo, lanzando metralla en el proceso. Por el momento se han retirado 100 millones de infladores en todo el mundo.

Compartir