Donis Figueroa/Foto: DF

Ciudad de Guatemala, 21 jun (AGN).– El vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera Franco, expresó hoy públicamente sus condolencias a los familiares de las víctimas de la temporada de lluvias, que ha dejado 14 personas fallecidas durante 2017.

“Quiero expresar mis condolencias a las familias de los compatriotas que están sufriendo las inclemencias del tiempo y los fenómenos naturales que acabamos de pasar, estamos prestos para atender estas necesidades de nuestros compatriotas”, dijo.

Las declaraciones fueron brindadas por Cabrera durante el acto de entrega de la Agenda Política de la Paz 2017-2026, celebrado en el Palacio Nacional de la Cultura.

Agregó que, aunque la situación es “compleja y difícil” para la población más vulnerable que habita en áreas de peligro, las instituciones de Gobierno cuentan con alimentos y maquinaria que serán utilizados en cualquier situación de emergencia.

Ayer, durante una rueda de prensa en la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), el presidente Jimmy Morales resaltó que su gobierno continúa priorizando la atención a las personas afectadas por la temporada de lluvias 2017 a nivel nacional.

“Estamos en alerta amarilla a nivel nacional, tenemos 110 toneladas de alimentos que han sido distribuidos a nivel nacional de manera estratégica, de las cuales se han consumido 4,8 toneladas, estamos en la disposición y preparados para cualquier emergencia”, dijo el mandatario.

Así mismo, manifestó que en algunos lugares se tiene más del cien por ciento de saturación de los suelos y en el oriente del país ha llovido el 160 por ciento de lo que debió haber llovido hasta agosto.

“Les pedimos a todas las autoridades locales y a todos los medios de comunicación que nos ayuden a mantener el sistema de información lo más vigente posible”, agregó el jefe del Ejecutivo.

Informe de daños

Sergio García Cabañas, secretario ejecutivo de la Conred, detalló que del pasado viernes a la fecha se reportan 14 incidentes, 57.460 personas afectadas, 2.788 damnificadas, 1.060 evacuadas, 332 personas albergadas y 14 fallecidas a consecuencia del temporal.

En cuanto a infraestructura, 644 viviendas quedaron con daños leves, 132 con moderados, 7 con severo, 26 en riesgo, 30 carreteras afectadas, 8 puentes afectados, 3 puentes destruidos y 2 escuelas afectadas.

Las declaraciones del Presidente se produjeron luego de recibir el informe de las 11 muertes que dejó el deslizamiento de tierra en San Pedro Soloma, en el departamento noroccidental de Huehuetenango, que se registró la madrugada del martes.

Compartir