Redacción AGN/Foto Conred

Ciudad de Guatemala, 20 jun (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, lamentó la muerte de 11 personas en el alud ocurrido en el municipio de San Pedro Soloma, en el departamento noroccidental de Huehuetenango, fronterizo con México, y recordó que su país se encuentra en una situación de emergencia y en alerta amarilla desde el pasado viernes debido a las copiosas lluvias.

“Se lamentan la muerte de 11 personas, me habían dicho que eran diez, pero ya se encontró la última”, dijo el mandatario durante un rueda de prensa en la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), donde se celebró una reunión  para conocer la situación de los afectados tras el alud de tierra.

“Mi más sentido pésame para los familiares y amigos de las víctimas del alud en San Pedro Soloma, Huehuetenango”, escribió el presidente Jimmy Morales en su cuenta oficial de Twitter.

A su retorno de una gira de trabajo por Estados Unidos,  el mandatario se unió a una reunión en la Conred con el fin de analizar las medidas que se adoptarán para atender la emergencia, que dejó 11 muertos, 9 heridos y ningún desaparecido.

Por su parte el vicepresidente guatemalteco, Jafeth Cabrera, también lamentó lo ocurrido por el alud, y pidió al Congreso de su país modificar las leyes que le impiden la asignación inmediata de recursos ante las emergencias a esta administración.

El alud se registró en horas de la madrugada en la denominada Cumbre de Wachuna, en la Sierra de los Cuchumatanes, uno de los puntos más altos de Huehuetenango, de acuerdo con las autoridades de protección civil que de inmediato se movilizaron a la zona del desastre para buscar a los soterrados.

El secretario ejecutivo de la Conred, Sergio García Cabañas, precisó que 10 personas murieron soterradas dentro del microbús que pasaba a la hora del deslizamiento, entre ellos tres niños, y otras más falleció en una vivienda a la que le cayeron toneladas de tierra, piedras y árboles.

Compartir