Brenda Larios/Samuel Flores

Ciudad de Guatemala, 13 jun (AGN).– El presidente de Guatemala, Jimmy Morales y su ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), Mario Méndez, encabezaron hoy el lanzamiento del programa de agricultura familiar para el fortalecimiento de la economía campesina, que beneficiará a 800.000 familias durante 2016-2020.

“Este programa es sumamente importante para Guatemala, la tierra que da de comer es importante cuidarla, hoy me voy a centrar en estimular en ustedes para levantarles la moral y autoestima como servidores públicos, e instarlos a seguir trabajando donde está la posibilidad que muchos campesinos puedan tener mejores cosechas y alimentos”, dijo el presidente Morales durante su discurso.

Este programa, denominado “PAFFEC” (Programa de Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina), es una estrategia para impulsar el desarrollo rural integral en el país, que apoyará a las familias en condiciones de pobreza y extrema pobreza basada en tres ejes de trabajo: incrementar de manera sostenible la producción familiar campesina para la seguridad alimentaria y nutricional.

Además de la diversificación y la producción excedentaria sostenible, el acceso a mercados e inclusión en cadenas de valor, promoviendo las asociaciones de los agricultores y el fortalecimiento institucional y sostenible del programa.

El ministro de Agricultura, Mario Méndez, informó que este programa cuenta con tres tipos de agricultura a donde será dirigida la ayuda. La de infrasubsistencia, que son las familias más vulnerables en situación de pobreza extrema, y que según las estimaciones, serán beneficiados 106.000 hogares del área rural.

La agricultura de subsistencia, donde fueron identificadas 513.000 familias pobres, y la excedentaria, es la que se dedica a excederse en la comercialización de sus productos sin dejar cosecha de autoconsumo. En ese sector serán apoyadas 171.000 familias.

“Concentrarse en las familias campesinas es la mayor apuesta que esta nación debe hacer y ese es mi compromiso desde el Ministerio de Agricultura, porque el objetivo es trasladar a ese 61 por ciento de hogares agropecuarios a una situación de excedentarios comerciales”, expresó el ministro.

El programa de Agricultura Familiar está incluido en el Sistema Nacional de Extensión Rural que trabaja en los 22 departamentos que conforman este país centroamericano, y tiene como objetivo disminuir la prevalencia de la desnutrición crónica en niñas y niños menores de dos años en 10 por ciento para el año 2020.

El Ministerio de Agricultura plantea una asignación de 834 millones de quetzales para este programa en el presupuesto para 2018.

En el evento participaron personal agropecuario, diputados de la comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca del Congreso de la República y cooperación internacional.

Este programa, impulsado por el Gobierno de Guatemala, forma parte de un planteamiento integral a nivel global que busca resolver el problema de los desplazamientos humanos y las migraciones.

Este plan cuenta con el apoyo de varias instituciones internacionales como la Unión Europea, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), entre otras.

Compartir