Ciudad de Guatemala, 8 jun (AGN).- El Congreso de Guatemala votó a favor de la prórroga del estado de sitio en los intervenidos municipios de Ixchiguán y Tajumulco, en el occidental departamento de San Marcos, donde el gobierno del presidente Jimmy Morales buscará asegurar los resultados ya logrados en favor de la gobernabilidad y la seguridad de las comunidades, informaron hoy fuentes legislativas.

Los diputados aprobaron la iniciativa planteada por el Ejecutivo mediante el Decreto 30-2017 y puesta en vigor, en espera de la ratificación legislativa, el martes con su publicación en el Diario de Centro América, oficial.

La prórroga aprobada durante la sesión del miércoles por el Congreso con votación de 106 votos comprende un período de 30 días. El Presidente de Guatemala deberá sancionar el Acuerdo Legislativo para su publicación en el diario oficial.

En una conferencia de prensa el martes para dar cuenta de las razones que ameritaron la decisión de prorrogar la intervención en esos municipios el presidente Morales y el hoy presidente en funciones Jafeth Cabrera destacaron el temor que aún persiste por parte de las familias que recuperaron sus viviendas después de haberlas abandonado por la acción armada de grupos que mantenían el control del territorio.

El decreto de prórroga -publicación ayer en el diario oficial- advierte que las circunstancias “persisten” y que afectan “a personas y familias, poniendo en riesgo la vida… la seguridad, la paz…”, así como “el orden constitucional, la gobernabilidad y la seguridad del Estado”.

El estado de sitio vigente fue puesto en vigencia por el Ejecutivo el 11 de mayo. Siete días después, luego de su ratificación por el Legislativo, las fuerzas gubernamentales retomaron el control del territorio y se puso en marcha un proceso de apoyo a las comunidades afectadas y de destrucciones de plantaciones ilegales.

De acuerdo con el último informe de la Policía Nacional Civil (PNC) que desde que fuerzas militares y policíacas ingresaron a la zona montañosa, el 18 de mayo, se erradicaron más de 136 millones de matas de amapola -de cuya resina se extrae la heroína- con un valor aproximado de 454 millones de dólares.

Además, fueron localizados y erradicados más de 30 campos cultivados con marihuana por un valor aproximado de 11 millones de dólares.

El presidente Morales había anunciado que se proponía cumplir la “erradicación más grande de la historia” de cultivos ilícitos en Guatemala.

 

Compartir