Amafredo Castellanos/ Foto: Óscar Dávila (SCSPR)

Ciudad de Guatemala, 26 may (AGN).– Guatemala cumplió la primera semana de oportunidad para que 469.829 pequeños contribuyentes puedan ponerse al día y regularizar su obligación formal con la administración tributaria mediante la exoneración fiscal otorgada por el presidente Jimmy Morales y que cobró vigencia el pasado 20 de mayo.

La medida, que concluye el lunes 19 de junio, “les da a todos los contribuyentes el beneficio de gozar del cien por ciento de la exoneración” de multas, recargos e intereses, en los que hubiere incurrido antes del 1 de enero de 2017, dijo a medios oficiales el intendente de Recaudación de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Abel Cruz.intendente recaudación SAT, Abel Cruz

El funcionario indicó que el número de pequeños contribuyentes beneficiados es de más del 50 por ciento de los inscritos en ese régimen.

“Hoy se abre la oportunidad para que 469.829 pequeños contribuyentes (registrados con omisos) puedan normalizar su situación de no presentar un deber formal (declaración) y donde el costo para ellos será cero, si no tienen impuesto que reportar”, indicó Cruz.

Otra ventaja –explicó- es que si tienen algún impuesto qué reportar, también, gracias a la exoneración, el no pago de ese impuesto no le genera cobro de multas, recargos ni intereses.

El intendente explicó que la respuesta de los contribuyentes es positiva, aunque por ahora no tumultuaria.

“Yo diría que ha habido una aceptación normal, en el sentido, que, como buenos guatemaltecos, dejamos todo a última hora”, señaló.

“Nuestra percepción es que esta primera semana que cerramos de atención al contribuyente en el sentido de la exoneración, diríamos que ha sido una semana normal, las oficinas no se han congestionado” y “nuestro sistema de cómputo también ha respondido”, comentó.

De ahí que consideró que la oportunidad está “abierta” para que los pequeños contribuyentes aprovechen la exoneración de multas, recargos e intereses.

La diferencia primordial en cuanto a medidas similares en años anteriores, dijo que radica en el enfoque amigable y accesible que se da al sistema.

“Estamos abriendo nuestros sistemas para que sea más amigable con el contribuyente, tratando de que a través de la página electrónica y a través de la agencia virtual se puedan realizar las operaciones”, señaló.

En cuanto a los grandes contribuyentes, el intendente explica que “los números son diferentes” y explica que a estos también se abre la oportunidad mediante una fórmula de gana-gana, que consiste en desistir de defender en procesos legales, por muchos años, la obligación de pago de tributos y multas.

“Hoy las empresas pueden tomar la decisión de decir: no sigo peleando, hago un reconocimiento de la deuda. Se evita multas, recargos e intereses, se evita pagar las costas judiciales, nosotros como SAT nos evitamos estar en todo un proceso administrativo y digamos que allí ganan las dos partes. En este caso hablamos de otra clase de números, en los cuales la administración tributaria, hoy en día está a la expectativa, porque esto es a solicitud, entonces estamos a la expectativa en función de lo que tenemos ya en temas de fiscalización o en temas jurídicos, de que el contribuyente se acerque a hacer uso de la exoneración”, explicó.Abel cruz intendente recaudación SAT

A continuación, a manera de ofrecer un conocimiento más amplio acerca de la medida y las facilidades que otorga el ente recaudador, reproducimos el desgrabado (segmento) de la conversación con el intendente.

Resultados parciales a una semana

Desde el día sábado entró en vigencia el acuerdo de exoneración que el señor Presidente, en atención a las funciones que le da la Constitución, emitió y que brinda a los contribuyentes una exoneración de multas, recargos e intereses. El único que puede exonerar impuestos es el Congreso de la República. En este caso, el señor Presidente, en su función constitucional, dispuso otorgar este beneficio a los contribuyentes.

En nuestro caso, como administración tributaria, lo que nos compete es aplicar la ley.

En ese sentido, durante dos semanas, a tiempo completo, se creó una mesa técnica porque cada acuerdo tiene sus particularidades. En este caso, el acuerdo es amplio. La exoneración otorga el beneficio a todos los contribuyentes. Sin embargo, en el caso del pequeño contribuyente, consideramos que es un segmento de la población que hoy se puede ver beneficiado.

El pequeño contribuyente

Primero, porque el pequeño contribuyente se define dentro de nuestra ley tributaria como aquel que está dentro de un régimen que al año factura no más de 150.000 quetzales. Estamos nosotros conscientes de que hay una gran parte de nuestra economía que está en ese proceso de entre formalizarse y desarrollarse como un negocio más estable. Entonces, este régimen se presta para ello.

La ventaja del régimen es la de un fácil registro: solo con el DPI y acercarse a una oficina tributaria puede adscribirse a ese régimen.Población Gua

Lo único es que adquiere automáticamente la obligación tributaria de presentar una declaración mensual, ya sea a cero si no tiene movimiento y la otra ventaja es que si tiene movimiento, este régimen es exento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) en su totalidad. No paga ISR, y no entra en el tema de débitos y créditos del 12 por ciento del IVA. Lo único que hay es un pago definitivo del 5 por ciento. Por eso es un régimen simplificado, y por lo tanto, de mucha aceptación para el pequeño contribuyente.

Fallas del pequeño contribuyente

El problema ha sido que el contribuyente se inscribe, pero posiblemente está en un trabajo donde por seis meses factura y luego, o entra en relación de dependencia o cambia el giro de su negocio y el contribuyente se olvida de seguir declarando.

Entiende el contribuyente erróneamente que, al ya no facturar, ya no debe presentar declaración. Este es un deber formal que está enmarcado dentro de las leyes, y entonces se le empieza a complicar la vida al pequeño contribuyente, que la no presentación de una declaración es una infracción a un deber formal que según el Código Tributario tiene una multa de 1.000 quetzales.

Entonces lo más normal en el país es que al contribuyente se le olvida declarar, deja de hacerlo y resulta, por dar un ejemplo, que en dos años acumula 24 declaraciones, con lo que ya le debe a la SAT 24.000 quetzales.

Entonces para un pequeño contribuyente, hablando de alguien que no va a facturar más de 150.000 quetzales, 24.000 es un dineral, y entonces se le empieza a complicar la vida, por no presentar su declaración que es un deber formal.

Nosotros tenemos un poco más de 800.000 contribuyentes inscritos en el régimen de pequeño contribuyente. De estos, los datos que yo tengo al 17 de abril, es que aproximadamente hay con algún problema (un omiso), 469.829 contribuyentes, un poco más del 50 por ciento.

Dentro de estos, hay quienes pueden tener un omiso por haber olvidado presentar una declaración este año, o haber incurrido en omiso el año pasado, como también aquellos que durante los últimos dos o cuatro años (48 omisos) no nos presentó ninguna declaración. En estos casos no estoy diciendo que sean casos de contribuyentes que sí facturaron y tuvieron algún ingreso, sino solo por no haber presentado su declaración.

Un mes con cien por ciento de exoneración

Ahora bien, el mismo Código Tributario dice que si este contribuyente viene a la SAT, el mismo Código Tributario le otorga una exoneración de hasta el 85 por ciento. La ventaja que hay durante este mes, que empezó a correr desde el 20 de mayo y que concluye el lunes 19 de junio, es que durante este mes, según el Acuerdo que emitió el Presidente de la República, les da a todos los contribuyentes el beneficio de gozar del cien por ciento de la exoneración.

Entonces, hoy se abre la oportunidad para que 469.829 pequeños contribuyentes, puedan corregir su situación de no presentar un deber formal y donde el costo para ellos será cero, si no tienen impuesto que reportar.

Otra ventaja, si tienen algún impuesto qué reportar, también gracias a la exoneración, el no pago de ese impuesto no le genera cobro de multas, recargos ni intereses.

Entonces, si el contribuyente lo que olvidó fue hacer un pago de 200 quetzales, hoy lo realiza y solo eso se le cobra.

Sí cabe aclarar una situación: el Acuerdo de exoneración es muy claro y marca que es para todos los períodos vencidos antes del 1 de enero 2017. Esta observación es valedera, porque algunos contribuyentes que este año están omisos, reclaman, por medio de redes, que no le aplican la exoneración.

Facilidades al pequeño contribuyente

No tienen que venir a la administración tributaria. Todo esto lo pueden hacer a través de la página electrónica, presentar las declaraciones, es decir, el sistema ya está programado y eso funcionó desde el sábado 20. Ya podían ingresar a la página de la SAT, presentar su declaración y el sistema está regularizado, programado, para que no cobre ninguna multa ni ningún interés. Entonces, si soy pequeño contribuyente y tengo cinco declaraciones no presentadas del año pasado, simplemente me tengo que meter a la página electrónica de la SAT, buscar el formulario de pequeño contribuyente, poner el mes que voy a presentar, el formulario se me genera –repito- si es sólo presentación a cero, sin ningún recargo, se genera el formulario, se genera la boleta SAT 2000 y de nuevo, teniendo ya, en este ejemplo, mis cinco boletas SAT 2000, no tengo ni siquiera que tener banca electrónica, porque la misma página de la SAT nos permite presentar declaraciones a cero, sí tengo agencia virtual.

Tenemos registrado que hay cerca de 400.000 contribuyentes, no sólo pequeños sino en general, que tienen agencia virtual. Ellos no tienen ni siquiera qué entrar a la página de su banco, porque el sistema de SAT funciona las 24 horas del día y se le acepta, aún si es a las 23:00 o 24:00 horas.

La respuesta de los contribuyentes

Nosotros evaluamos mucho el día sábado (20 de mayo), porque lo consideramos como nuestra prueba piloto real, y funcionó Galería Prima. Ese día, hubo una buena atención, muchas personas que llegan hoy a las oficinas de la SAT, yo me atrevería a decir que cerca de un 75 por ciento son consultas. La gente está llegando para preguntar qué hacer y cómo hacerlo. El otro 25 por ciento llega a hacer alguna gestión.

Yo diría que ha habido una aceptación normal, en el sentido, que, como buenos guatemaltecos, dejamos todo a última hora. Nuestra percepción es que esta primera semana que cerramos de atención al contribuyente en el sentido de la exoneración, diríamos que ha sido una semana normal, no se ha congestionado las oficinas. Nuestro sistema también ha respondido. Esto nos ha permitido esta semana seguirnos preparando. La afluencia de gente no se ha volcado en nuestras oficinas. El sistema tampoco se ha visto sobresaturado.

Así que, yo creo que sigue abierta la oportunidad para que estos 469.829 pequeños contribuyentes, hoy puedan ponerse al día con la Administración Tributaria.

Agencia virtual

Si usted quiere hacer su declaración a cero y no tiene agencia virtual, ojo, si alguien en la oficina en la que labora tiene agencia virtual, esa persona le puede operar sus boletas, es decir, no está restringido a que como mi agencia virtual es de mi NIT, solamente yo puedo operar allí. Es decir, tiene contraseña personal, pero si le quiero hacer el favor a un familiar, a compañeros de trabajo o amigos, a través de mi agencia virtual y las declaraciones de estas personas son a cero, pueden ser operadas en cualquier momento.

Enfoque amigable

La diferencia respecto a anteriores exoneraciones, es el enfoque que la SAT le está dando. Estamos abriendo nuestros sistemas para que sea más amigable con el contribuyente, tratando que a través de la página electrónica y a través de la agencia virtual se puedan realizar las operaciones. Es decir, hoy, con respecto a otras exoneraciones, las oportunidades son similares. Lo que sucede hoy en día es facilitarle la gestión al contribuyente y que no venga a las oficinas, sino que lo pueda hacer de forma electrónica. La diferencia entonces, básicamente, es la facilidad que SAT otorga al contribuyente a través de la página Web, hasta de presentar sus declaraciones cuando son a cero, ni siquiera tiene que utilizar la banca electrónica.
SAT2 agencia dubai

Impacto en la recaudación

Mínimamente, este no es un tema en el cual la administración tributaria le esté apostando en lograr alcanzar una meta de recaudación. Es muy mínimo. ¿Por qué? Porque gran parte del pequeño contribuyente, su incumplimiento corresponde a que deja de presentar su deber formal, es decir, presentar la declaración y muchas veces a cero. Entonces, sobre este segmento de contribuyentes, no es que la administración tributaria tenga una expectativa de una recaudación muy grande.

No es ese el objetivo. Aquí el objetivo es que el contribuyente, los 469.000 se regularicen.

El gran contribuyente

Si hablamos de otros contribuyentes, allí ya cambia el enfoque. No es lo mismo. En lo que es multas, recargos e intereses, muchas veces se triplica el monto a pagar a la SAT. Pongo un ejemplo, si una empresa le debe a la SAT 100 millones de quetzales y nosotros la fiscalizamos y hemos determinado que efectivamente dejó de pagarnos 100 millones de quetzales, esos 100 millones con multas, recargos e intereses, se pueden convertir, fácilmente, en 300 millones. Entonces, dónde hay un gana-gana. En lugar de que el contribuyente se vaya a un juicio económico-coactivo, después que pelee un tema penal, vamos a cinco amparos, etcétera, y después de ocho años, la administración tributaria le dice: sí me tiene que pagar el impuesto; hoy se abre la oportunidad para que las empresas tomen la decisión de decir, no sigo peleando, hago un reconocimiento de la deuda, al ejemplo que estoy dando, de esos 100 millones de quetzales, hoy paga 100 millones de quetzales. Se evita multas recargos e intereses, se evita pagar las costas judiciales, nosotros como SAT nos evitamos estar en todo un proceso administrativo y digamos que allí ganan las dos partes. En este caso hablamos de otra clase de números, en los cuales la administración tributaria, hoy en día, está a la expectativa, porque esto es a solicitud, entonces estamos a la expectativa en función de lo que tenemos ya en temas de fiscalización o en temas jurídicos, el contribuyente se acerque a hacer uso de la exoneración.

Afluencia

Se han acercado por el momento, generalmente, porque el acuerdo también lo permite, a renegociar convenios que ya tienen.

Como el acuerdo también permite que si yo tengo ya un convenio con la administración tributaria y me faltan cuotas por pagar, como las cuotas llevan incluidos recargos por multas, intereses, mora, entonces el acuerdo faculta para que el contribuyente acuda y diga: yo quiero seguir pagando, me faltan cinco cuotas; voy a seguir pagando, voy al día, pero quiero, en función de lo que me permite la exoneración, quitarme las multas, recargos e intereses. Entonces, si las cuotas establecidas, por ejemplo, eran de 5.200 quetzales, pero los 200 quetzales eran recargos, multas e intereses, a partir de mayo, al acogerse a este acuerdo, le van a quedar cinco cuotas, pero de 5.000 quetzales, porque le quitamos los recargos, multas e intereses.

Entonces, esta semana ha venido mucho contribuyente a hacer su renegociación de esas condiciones.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir