Marlyn Valdez/Marvin García

Ciudad Capital, 18 may (AGN).- El vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera, expresó hoy su preocupación ante las circunstancias que han llevado a trasladar a al menos 72 niñas a los tres diferentes albergues bajo el resguardo de la Secretaría contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET).

“Esto es preocupante para la sociedad guatemalteca y en eso estamos trabajando”, manifestó Cabrera, y agregó que en el albergue ubicado en la zona 2 capitalina se encuentran tres niñas en estado de gestación y tres más con un bebé.

Indicó que están “haciendo lo imposible” para que los menores de edad que se encuentran en los albergues de la SVET tengan educación y que puedan tener una vida más productiva en el futuro.

El Vicepresidente catálogo de “positivo” el trabajo efectuado por la Secretaría a cargo de los hogares temporales porque es “productivo en los programas de reinserción en la sociedad”.

Las declaraciones de Cabrera se produjeron luego de un recorrido en las instalaciones de este hogar, junto a las autoridades de la SVET.

Los hogares cuentan con programas educativos con diferentes metodologías de aprendizaje, con áreas ocupacionales como cocina, corte y confección y ellas tienen su propia hortaliza.

Manifestó que la mayoría de abusos que sufren los menores de edad es provocado por las propias familias. “Les pido a los guatemaltecos que sean consecuentes con el desarrollo de los hijos y sepamos sacar adelante”. Asimismo, hizo referencia a la importancia de la planificación familiar para el desarrollo de los núcleos de la sociedad.

Por su parte, Claudia Ordóñez, secretaria de la SVET, indicó que todos los menores cuentan con matrícula estudiantil para continuar con sus estudios.

MGAR6500

Comentó que cuentan con psicólogos para dar tratamiento a las menores que han sido víctimas de diferentes delitos o que han atentado en contra de su integridad.

El Vicepresidente anunció que tras lo sucedido en el Hogar Virgen de la Asunción, de la Secretaría de Bienestar Social (SBS), el pasado 8 de marzo, buscan que los expedientes de los menores sean digitalizados y guardados de una mejor manera.

Un incendio que se registró en ese centro dejó al menos 42 niñas y adolescentes fallecidas.

Este centro de ayuda para menores alberga un total de 25 niñas, 3 de ellas con un bebé cada una. Todas ellas llegaron como víctimas de violencia sexual, explotación y trata de personas, judicializadas a través de un juez competente.

En el lugar han sido atendidos hasta hoy 10 personas de género masculino y 67 femenino, con atención médica, psicológica, social, educativa, nutricional y técnica con proyectos de vida.

Compartir