Elmer Telón Galdámez/Marvin García

Ciudad de Guatemala, 25 de abril (AGN). Las alcaldías de los 340 municipios de Guatemala que no presenten en un plazo de dos meses los estudios de factibilidad para la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, podrían ser sancionadas además de no recibir los recursos financieros de parte del Gobierno central.

El titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Sydney Samuels, advirtió hoy en conferencia de prensa a los alcaldes que no han presentado sus proyectos de edificación de plantas de aguas servidas, que tienen hasta el 30 de junio próximo para entregar los planes.

“De no cumplir con esta obligación podrían tener problemas con la Contraloría General de Cuentas, además, de no presentarse los estudios en la fecha establecida, no tendrán los recursos económicos para el presupuesto en el 2018 y eso significaría que las plantas no estarían terminadas a mediados del año 2019”, advirtió el funcionario.

Agregó que el Acuerdo Gubernativo 115- 2016 establece “que para el 6 de mayo de 2019 todos los municipios deben tener un tratamiento primario de las aguas negras que se depositan en los ríos”.

De acuerdo con la información del MARN, a la fecha alrededor del 70 por ciento de las alcaldías han avanzado en el tema, pero desconocen en qué punto de desarrollo se encuentra el restante 30 por ciento.

El ministro sostuvo que de los proyectos que ya han recibido, el 90 por ciento ya cuenta con revisión y muchos de ellos con aprobación. Resaltó que las comunas que presenten su documentación con retraso será “imposible” resolver sus gestiones.

Se normará contaminación de vehículos

Samuels también anunció que ya han puesto en marcha el plan para emitir la normativa que sancionaría para mediados del año 2018 a los propietarios de vehículos que emitan altas grados de contaminación.

“Iniciaremos con una campaña de concientización que tiene como objetivo que los transportistas y propietarios de vehículos particulares tengan en buen funcionamiento sus motores y que no emitan humo negro ni blanco”, citó.

De acuerdo con el ministro, la campaña de concientización será el primer paso en el tema al que le seguirá la creación de talleres o centros certificados que serán los encargados de evaluar los niveles de contaminación de los automotores, con lo que se dará paso a la normativa regulatoria que contendría sanciones a los que no cumplan lo establecido.

“Más allá de que cumplan con la regulación que pueda sancionarlos, queremos crear la conciencia en la ciudadanía sobre que las medidas de cuidado del medio ambiente será beneficioso para su misma familia”, argumentó el ministro.

Según el MARN, se han verificado que muchos casos de niños que son atendidos en los hospitales nacionales por problemas respiratorios son a causa de los niveles de contaminación del aire, las cuales en su gran mayoría son responsabilidad de las emisiones causadas por el parque vehicular que solo en la Ciudad de Guatemala supera el millón y medio de unidades.

 

Compartir