Mildred Morales

Ciudad de Guatemala, 18 abr (AGN).- Los incendios forestales que, además de haber consumido cientos de hectáreas de bosque en el departamento de Petén (norte), han provocado daños irreparables en zonas protegidas del patrimonio natural y arqueológico de Guatemala.

Tal es el caso de la zona protegida El Peruito, ubicada en el Parque Nacional Laguna del Tigre, en donde las autoridades reportaron daños provocados por el fuego.

Según Mónica Pellecer, del departamento de Monumentos Prehispánicos del Ministerio de Cultura y Deportes, en el sitio que es de carácter secundario, el daño al patrimonio es “irreversible, en ese caso lo que se perdió se perdió, no se va a recuperar nunca”, manifestó.

El secretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Sergio Cabañas, señaló a las poblaciones invasoras que habitan dentro de las áreas protegidas en Petén, de provocar los múltiples incendios forestales que hasta ayer habían consumido 1.400 hectáreas de bosques.

“Las únicas investigaciones que se lograron hacer en El Peruito al momento de la invasión y la tala excesiva de árboles fue un reconocimiento en el sitio, que fue hecho por un equipo de arqueólogos que trabajan en el sitio de Perú Waká”, comentó Pellecer.

Agregó que en un kilómetro cuadrado se reconocieron unas 50 estructuras, además se constató que había alrededor de siete grupos habitacionales, de carácter defensivo.

Compartir