Mildred Morales/Fotos. Ejército y Samuel Flores

Ciudad de Guatemala, 18 abr (AGN).- Un incendio forestal que se inició la semana pasada en el municipio de Morazán, El Progreso, fue sofocado con el apoyo de un helicóptero que puso a disposición de Guatemala el Gobierno de México, informó una fuente oficial.

“Un incendio que estaba en el municipio de Morazán ya fue controlado gracias al trabajo terrestre, a la intervención del helicóptero que vino de México”, aseguró el ministro de la Defensa Nacional, Williams Mansilla, en conferencia de prensa.

El domingo pasado las autoridades municipales de Morazán declararon alerta roja por los incendios forestales que habían afectado unas 990 hectáreas de bosque mixto en esa región.

La aeronave mexicana arribó a Guatemala ayer con 10 especialistas en ese tipo de siniestros, con el propósito de contribuir a extinguir el incendio en ese municipio. Cuenta con una capacidad de transportar 600 galones por descarga.

El helicóptero continuará dando apoyo, hasta el viernes, a las tareas para combatir los incendios en Guatemala, en coordinación con la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres y el Ejército de Guatemala, indicó Mansilla.

A la tarea también se unió por unas 72 horas un helicóptero de Honduras, por lo que se prevé que en los próximos días pueda ser extinguido el fuego que afecta miles de hectáreas de bosque en Petén, donde se presume fueron provocados por pobladores invasores.

SAM_3064 copy

Incendios

Según Elder Figueroa, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), a la fecha se contabilizan 502 incendios forestales, con una magnitud de 5.800 hectáreas afectadas.

“Cada hectárea que se quema es algo difícil de recuperar, la regeneración de eso nos llevaría de 60 a 70 años. Creemos que estamos a tiempo para poder proteger lo nuestro”, comentó.

Por su parte, Mónica Pellecer, del departamento de Monumentos Prehispánicos del Ministerio de Cultura y Deportes, comentó que los incendios afectaron alrededor de un kilómetro cuadrado de un área protegida, específicamente en El Peruito, ubicada en el Parque Nacional Laguna del Tigre, en Petén, considerado uno de los últimos pulmones ambientales de América.

Compartir