Brenda Larios/DCA

Ciudad de Guatemala 14 abr (AGN).- El sonido de las marchas fúnebres y el negro pertinente engalanan las calles y avenidas de la capital y La Antigua Guatemala, donde los cortejos procesionales del Cristo Yacente rumbo al Calvario son uno de los puntos culminantes de la Semana Santa.

Uno de los cortejos procesionales es el de la iglesia el Calvario, cuya anda es llevada en hombros por más de 100 devotos cargadores.

Su alegoría está representada con un anda blanca marfil, la imagen vestida con una túnica corinta y oro y a cada lado ángeles que representan la penitencia y fe de los cristianos.

Este es uno de los tres cortejos procesionales de Cristo Yacente en la ciudad. Uno de los más venerados, seguido de la imagen del Señor Sepultado del templo de la Recolección y Santo Domingo.

Entre las singularidades de estos cortejos está el negro de la vestimenta de sus cargadores, y la representación de los pasos que Jesús vivió hacia el Calvario, representados con imágenes que anuncian el paso de la procesión.

Mientras, en la ciudad colonial de La Antigua Guatemala salieron en hombros  a las 15:00 horas las imágenes del Cristo Yacente de la iglesia de San Felipe, la Escuela de Cristo y Catedral Metropolitana.

La procesión de la iglesia de San Felipe representa este año la historia de Jacob, quien perdió todo su dinero y familia por su actitud. Fue representada su imagen junto a un árbol de espinas en la parte trasera del anda.

Al centro va el Cristo Yacente, quien viste una túnica azul con bordados de oro, cargado por dos águilas.

Al frente del anda representada por dos ángeles lleva el mensaje: “Dios, quédate conmigo”, seguidos de la imagen del Padre Eterno, quien recibió a Jesús entre sus brazos al fallecer en la cruz.

Todos los cortejos procesionales empezaron su recorrido a las 15:00 y finalizan entre las 3:00 a 6:00 de la madrugada del  sábado.

IMG_20170414_163235

Compartir