Brenda Larios/Fotos DCA

Ciudad de Guatemala 14 abr (AGN).- El Nazareno de la Merced, conocido como “El Patrón Jurado de la Ciudad”, concluyó este Viernes Santo con los cortejos procesionales de las imágenes de nazarenos en la capital guatemalteca celebrando sus 300 años de consagración.

Su alegoría narra la historia de esta imagen en el paso de los 300 años de su consagración, adornado con flores blancas y moradas, e incluye la carta a los Hebreos 11-13 donde se detalla la frase: ” Yo soy la verdad y la vida”.

“Celebrando el tricentenario de la consagración enfocado en el tiempo, ejemplificado con un reloj,  además se colocaron las cuatro cruces de la consagración cargadas por ángeles. Este año la imagen estrenó una túnica bordada con hilo de oro”, señaló Agustín González, parte de la hermandad de este cortejo procesional.

Otra imagen destacada en el anda es la imagen del Niño de la Demanda, que es llevada en hombros por los niños días antes de este cortejo.

La imagen fue consagrada el 5 de agosto de 1717, una de las primeras en Guatemala.

IMG_20170414_130818

La Cuaresma y Semana Santa en Guatemala, además de ser una celebración religiosa importante en el calendario litúrgico, es enriquecida con ceremonias penitenciales, algunas austeras y otras fastuosas, pero un hecho que da preponderancia a la historia de una imagen es el llegar a la consagración.

La primera imagen en recibir la consagración en Guatemala y en todo el continente americano fue la de Jesús Nazareno que se veneraba en el convento de Nuestra Señora de La Merced en la Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala.

La imagen es conocida como “Jesús de La Merced” o “El Patrón Jurado”, el nazareno guatemalteco por excelencia y que hoy se encuentra en el templo de La Merced de la Nueva Guatemala de la Asunción.

 

Compartir