Brenda Larios/Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 5 abr (AGN).- El presidente Jimmy Morales ratificó hoy la apertura total a la libre emisión del pensamiento en Guatemala y sostuvo que nunca se ha limitado la información a los medios de comunicación.

“La agenda del Presidente es algo que debemos priorizar, sin embargo, nunca se les ha evitado la información de las propiedades del Estado; apertura total a la libre emisión del pensamiento”, expresó el mandatario guatemalteco en conferencia de prensa en el Palacio Nacional de la Cultura al ser cuestionado sobre su relación con la prensa.

El mandatario destacó que ejemplo de esta apertura fue la firma de la Declaración de Chapultepec, decálogo de principios sobre libertad de prensa que promueve la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) el pasado 31 de marzo.

Recordó que durante su participación en ese encuentro efectuado en la ciudad colonial de La Antigua Guatemala expresó que “sin prensa no hay democracia y sin respeto no hay diálogo”.

“Yo creo que hay una doble vía de respeto, eso hay que plantearlo, yo soy el Presidente de la República, ustedes son periodistas de la República, ustedes merecen todo mi respeto y yo creo que yo tengo ese merecimiento, lo único que he pedido es la verdad”, indicó.

Las declaraciones del Presidente se produjeron tras finalizar su participación en la presentación del Sistema Nacional de Prevención de Semana Santa (Sinaprese 2017).

Otra de las acciones por parte del Ejecutivo en el apoyo a los medios de comunicación es la reactivación del programa de protección a periodistas guatemaltecos el próximo 8 de julio.

La Declaración de Chapultepec es un documento suscrito el 11 de marzo de 1994 en México, y que continúa vigente como un instrumento valioso para garantizar la libertad de prensa e información en las Américas.

Este documento establece diez principios y entre ellos figuran: no hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa, el ejercicio de esta no es una concesión de las autoridades, es un derecho inalienable del pueblo, toda persona tiene el derecho a buscar y recibir información, expresar opiniones y divulgarlas libremente. Nadie puede restringir o negar estos derechos.

 

Compartir