Ciudad de Guatemala, 20 mar (AGN) – Guatemala informó que se prioriza la vida de cuatro monitores hechos rehenes por menores amotinados en el Centro Correccional Etapa II y señaló que se agotan todos los esfuerzos por lograr su liberación.
“Estamos haciendo todo lo humanamente posible, el diálogo se sigue realizando, priorizando la vida de las personas a través de los derechos humanos”, dijo Vladimir López, subsecretario de Reinserción Social de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) de la Presidencia.
López explicó que una “mesa interinstitucional” es la que está a cargo de las negociaciones con los inconformes y explicó que se hace “lo humanamente posible”.
Detalló que en este esfuerzo participan, además de la SBS, la Policía Nacional Civil (PNC), el Procurador de los Derechos Humanos (PDH), la Procuraduría General de la Nación (PGN) y representantes de Naciones Unidas.
“Estamos haciendo lo humanamente posible por generar ese diálogo, atendiendo siempre la prioridad del derecho humano de las personas y el resguardo de nuestros monitores, para tenerlos de nuevo con nosotros”, insistió.
A su vez, la Policía Nacional Civil (PNC) emitió una declaración en la que subraya que: “Se continúa trabajando en la mesa técnica (interinstitucional) de diálogo privilegiando la negociación y vida de los rehenes”. 
Durante la madrugada, la “mesa técnica” consiguió la liberación de uno de los monitores tomados como rehenes el domingo, pero aún quedan cuatro retenidos que están bajo riesgo, informó la PNC.
El monitor liberado fue identificado como Tomás Yucuté, quien al ser liberado presentaba heridas provocadas con arma blanca, pero está en condición estable en un hospital del Seguro Social, informaron las autoridades.
Los hechos ocurren en el Centro Correccional Etapa II, en el municipio de San José Pinula, cerca de la capital.
Los menores amotinados son integrantes de la pandilla Barrio 18, una célula de la Mara 18. Una de sus principales exigencias es que al Centro Etapa II sean trasladados algunos de sus compañeros que permanecen en otro correccional, en la capital.
Las autoridades han descartado esa exigencia porque en este último permanecen menores que aún no son objeto de sanción. En el Centro Etapa II son ubicados menores en cumplimiento de sanción.
López dijo que se están atendiendo algunas de las solicitudes planteadas, pero dijo que en este tema no se les puede resolver.
La PNC informó este lunes que recuperó el control del 80 por ciento del Centro, mientras agentes de las fuerzas especiales permanecen en “apresto”.
Pablo Castillo, vocero de la PNC, reportó a periodistas la noche del domingo que fueron dos los monitores fallecidos.
Por la tarde, una jueza había confirmado la muerte de un primer monitor a manos de los menores.
El amotinamiento comenzó al mediodía del domingo, al concluir la hora de visita. 
Compartir