Elmer Telón Galdámez

Ciudad de Guatemala, 16 mar (AGN).- El superintendente de Administración Tributaria, Juan Francisco Solórzano, se manifestó hoy en contra de posibles modificaciones que pueda tener la Ley de Simplificación, Actualización e Incorporación Tributaria, que ya fue aprobada en tres lecturas en el Congreso.

“Tenemos información de que existen intenciones de incluir enmiendas a la Ley, las cuales podrían significar impunidad, por lo que desde ya nos oponemos a las mismas”, argumentó el funcionario.

La normativa, que ya fue sancionada en tercera lectura y se encuentra pendiente de ser aprobada por artículos, otorgaría beneficios fiscales a los sectores pecuario y agroindustrial, creando un beneficio de un pago único de 3 por ciento al primer sector.

La ley también busca formalizar al 95 por ciento de los ganaderos que no tributan actualmente.

De acuerdo con Solórzano, la normativa por sí misma no creará ningún agujero fiscal, pero de realizarse modificaciones a la propuesta, tal como fue presentada, podría otorgar más beneficios a un sector que ya está siendo beneficiado, en detrimento de los intereses tributarios del país, advirtió.

El funcionario subrayó la necesidad de agilizar el trámite de aprobación de la Ley, con el fin de conocer lo que establecerá.

“Muchos contribuyentes experimentan incertidumbre si la aprobación final de la normativa incluirá una amnistía, lo que puede causar que muchas personas consideren aplazar cumplir con sus obligaciones tributarias, lo que de concretarse podría perjudicar los niveles de recaudación”, explicó.

La próxima semana se espera que se conozca la redacción final de la iniciativa, que todavía espera su trámite en el Organismo Legislativo.

Compartir