Fotos. Carlos Jacinto y Samuel Flores

Redacción AGN/Mildred Morales

Ciudad de Guatemala, 13 mar (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y su esposa, Patricia Marroquín, participaron la noche de este lunes en un servicio religioso en conmemoración de los cuatro años de pontificado del papa Francisco.

La actividad se celebró en la Catedral Metropolitana, en el Centro Histórico de la capital, y asistieron también el vicepresidente Jafeth Cabrera, ministros y secretarios de Estado, así como el arzobispo metropolitano, Oscar Julio Vian, y el nuncio apostólico, Nicolas Henry Thevenin.

El 13 de marzo de 2013, el argentino Jorge Mario Bergoglio fue elegido papa de la Iglesia Católica, adoptó el nombre de Francisco y se convirtió en el primer pontífice latinoamericano.

Los cuatro años de pontificado de Francisco han estado marcados por el diálogo interreligioso y en la actualidad está impulsando un proceso de descentralización del gobierno vaticano.

Durante este período el Papa ha escrito las encíclicas “Lumen Fifei”, la cual fue publicada en julio de 2013, y junto con Benedicto XVI “Laudato si”, presentada el 18 de junio de 2015, centrada en la ecología humana, la defensa de la naturaleza y las reformas energéticas.

El Nuncio Apostólico dijo en la actividad que el papa Francisco, que Jesús, ha venido para anunciar la liberación y que los pastores luchen por los marginados y los abandonados.

SAM_9278

“Ese ha sido el mensaje central del Papa desde hace cuatro años”, resaltó, y agregó que hay que tener una visión de futuro sobre los que sufren.

Cual sea la función que tenemos, ya sea alta o baja, la misión es el servicio, aunque no es fácil porque muchos no saben cómo hacerlo, dijo.

El religioso comentó que le informó al Papa que en Guatemala son “muy generosos y muy entregados” y que le dijo que hay que “animarlos”.

Thevenin manifestó que les llama la atención el tráfico de inmigrantes que se ve en Guatemala, y que este año debe ser de progreso y de profundización de la fe.

También planteó a los católicos que sean personas misericordiosas y justas, que se promueva a la familia, el diálogo, que se eviten los prejuicios cual sea el pasado y que sean personas rectas que busquen el bien común del prójimo.

Al finalizar el sermón, se recordó a las víctimas del incendio en el Hogar Virgen de la Asunción y se elevaron unas palabras para su descanso en paz.

SAM_9283SAM_9264

Compartir