Donis Figueroa /Marvin Garcia (SCPSR)

Ciudad de Guatemala, 10 Mar (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, expresó hoy que la tragedia registrada en el Hogar Virgen de la Asunción, que ha dejado 38 adolescentes muertas, debe ser un momento para reflexionar sobre la función del Estado y la unidad nacional.

“No fue un crimen de Estado,  es una tragedia que nos enluta, son 38 niñas y adolescentes que murieron en un incendio, hoy también hay muchas víctimas que todavía están siendo atendidas en los hospitales, debe ser un momento de unidad nacional” que permita constatar que una tragedia igual de grande, es la “institucionalización” de los menores.

Así lo manifestó  el mandatario guatemalteco durante una entrevista con el programa “Conclusiones” de la cadena internacional de noticias (CNN), conducido por el periodista Fernando del Rincón.

El mandatario agradeció públicamente a toda la comunidad internacional y a los países que han mostrado su solidaridad y apoyo a través de distintas redes y  comunicaciones, el acompañamiento al pueblo guatemalteco en esta tragedia.

Morales explicó que el titular de la Secretaria de Bienestar Social (SBS), Carlos Rodas, puso a disposición su cargo, pero aclaró que él le pidió que colaborara con las investigaciones para deducir responsabilidades del hecho, y anunció que la próxima semana estará nombrando un funcionario interino.

Así mismo, indicó que espera que las autoridades  agilicen las investigaciones para deducir las responsabilidades administrativas y penales relacionadas con la muerte de las menores en el Hogar Virgen de la Asunción el pasado miércoles.

El Presidente resaltó que ante la tragedia ocurrida, es necesario hacer reformas no solo al sector justicia, sino también a otras leyes que fortalezcan la institucionalidad del Estado.

“Este es un problema que va mas allá,  el sistema de protección a la niñez, el sistema de justicia en Guatemala deben enfrentar una reforma importante, está en discusión una reforma al sector justicia la cual el Ejecutivo abandera, como parte de la necesidad de muchas reformas que se necesitan en el país”, manifestó el jefe del Ejecutivo.

Recordó que hoy realizó una visita a los dos hospitales nacionales donde se encuentran recibiendo tratamiento varias de las víctimas del incendio, y en las cuales expresó su apoyo incondicional a los familiares de las afectadas por el siniestro.

“Estamos haciendo todo lo posible para asegurar que tengan la mejor atención y se planteó, de ser necesario, trasladar a varias de las adolescentes que sufrieron quemaduras hacia Estados Unidos para que reciban una atención especializada”, subrayó.

Un total de 19 niñas y adolescentes murieron en el centro, mientras que 9 han fallecido en el Hospital General San Juan de Dios y otras 8 en el Hospital Roosevelt.

Esos centros asistenciales han duplicado los esfuerzos para atender a las víctimas que fueron trasladadas a esos nosocomios con graves quemaduras de segundo tercer  y cuarto grado.

Compartir