Mildred Morales

Ciudad de Guatemala, 6 mar (AGN).- La Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) tiene planes de hacer la transición de la televisión análoga a la digital en 2022, según la hoja de ruta trazada por la entidad.

“Se habla de cinco años pensando que todo va a salir bien, la transición va a ser lenta pero segura, de hecho, cinco años es un dato bastante prometedor porque es todo un proceso en todo el país, hay diferentes frecuencias que hay que irlas limpiando, hay que hacer pruebas en las fronteras para no generar interferencias”, comentó Haroldo Cancinos, gerente de Telecomunicaciones de la SIT.

Agregó que ese proceso depende de un acuerdo gubernativo que está pendiente de ser presentado por el Ministerio de Comunicaciones, el cual daría una ruta clara sobre las instituciones que tendrían que estar involucradas en el proceso de innovación.

Destacó que, aunque el panorama es positivo, hay dificultades en el proceso, como leyes que inhabilitan a la SIT para realizar el movimiento de frecuencias, por lo que es necesario respaldar de forma jurídico-legal todo el proyecto para garantizar que se ejecute.

“Por ejemplo los usufructos, como Superintendencia sin ningún documento legal no puedo llegar a mover una frecuencia hacia otra porque vamos a hacer televisión digital, es decir, necesito un respaldo legal”, refirió.

Este lunes, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) presentó un estudio sobre la transición de la televisión análoga a la digital en aquella nación, en el que describe cómo se desarrolló ese cambio y las estrategias utilizadas.

La modificación de la tecnología en la nación asiática se inició en 2001 con la revisión de la Ley de Radio, hasta que el 24 de julio de 2011 finalizaron las emisiones analógicas.

Según Harumi Horikawa, experto de la JICA, el liderazgo del Gobierno es esencial para las campañas de información enfocadas a los ciudadanos, y recomendó instaurar un comité de transición que agrupe a todas las partes.

En Centroamérica, todos los países, a excepción de Panamá, comenzaron pruebas con la transmisión de la televisión digital japonesa (ISDB-T). Costa Rica la lanzó en mayo de 2014.

Compartir