Marlyn Valdez De León

Ciudad de Guatemala, 6 mar (AGN).- La Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (AMSA) tienen planificada la rehabilitación de al menos cinco plantas de tratamiento en Villa Nueva en este año, para evitar que se continúe contaminando el lago de Amatitlán, informó una fuente oficial.

Amed Juárez, director de AMSA, señaló que “estamos en esa lucha para tratar de bajar la carga contaminante al río Villalobos” y posteriormente se presentará la planificación estratégica para el proyecto de la recuperación completa del manto acuífero.

Manifestó que ha suscrito convenios con la comuna villanovana para rehabilitar esas plantas para que empiecen a funcionar en mayo de 2019.

Juárez comentó que en ese municipio será “más fácil” porque cuenta con varias plantas de tratamiento, ya sean públicas y privadas, pero mencionó que hay municipios como Amatitlán y Villa Canales, en los cuales hay sistemas de tratamiento, pero están desfogando al cuerpo de agua.

Según la programación de AMSA, se estima que estarán trabajando las plantas de tratamiento en su orden Santa Isabel II, Villalobos II, El Esfuerzo, 8 de Marzo y La Esperanza, todas del municipio de Villa Nueva.

Juárez manifestó que la primera funciona con el 20 por ciento de su capacidad y que hay caudales que se van directamente al río Platanitos, que ahora los captarán e ingresarán a la planta por bombeo.

“Estamos viendo un proyecto más ambicioso como recuperar la planta de El Frutal”, la cual irá de la mano para que en Villa Nueva se pueda hacer una planta de tratamiento a un costo de 9 millones de quetzales, dijo.

Al agua se le dará un tratamiento terciario para que se vaya al lago sin nutrientes, añadió.

Aseguró Amed Juárez que luego que el alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar, se hiciera cargo del relleno sanitario le han dejado un techo presupuestario de entre 5 y 6 millones de quetzales en inversión para que sean utilizados para recuperar plantas de tratamiento, estabilización del río Villalobos y para el funcionamiento de otras áreas como forestación y pláticas ambientales.

Indicó que en el Código Municipal en el artículo 68 y el Código de Salud en el artículo 102 señalan que las comunas deben hacerse cargo de la protección del ambiente y que es responsabilidad de los alcaldes controlar los rellenos y vertederos de basura.

Compartir