SERIE ESPECIAL, DIA DEL ESCULTOR NACIONAL, 4 DE MARZO

Elmer Telón

Ciudad de Guatemala, 4 mar (AGN) – Se considera a Rafael Ramírez Padilla como el primer maestro de escultura de Guatemala, quien a su vez fue el responsable de la fundación en 1920 de la que hoy se conoce como Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP).

Padilla aprovechó la transición presidencial al momento que finalizó la dictadura de Rafael Estrada Cabrera. La presidencia de Carlos Herrera Luna duro un año, 1920-1921, lapso en que se aprobó al maestro Padilla la creación de la Escuela de Bellas Artes.  Enap fachada MCD

La academia cambió su nombre bajo la dirección del escultor Rodolfo Galeotti Torres quien la dirigió de 1947 al 54. Los principales escultores y artistas más importantes de la plástica guatemalteca han pasado por sus aulas.

En la actualidad, la ENAP es la encargada de la educación nacional de escultores. Para ello cuenta con dos talleres de escultura, otro de cerámica y uno más de grabado, además de impartir conocimiento en dibujo y pinturas.

“Como Escuela somos la institución principal encargada de formar nuevos escultores, lo profesionalizamos para que, después, ellos busquen y se abran puertas a través de galerías y exposiciones en donde puedan mostrar sus capacidades”, aseguró Otto Arana, director de la Escuela Nacional. Otto Arana, ENAP

Otto Arana, director de la ENAP

La obra de los escultores, aunque, sirve de ornamentación urbana, está dirigida a fomentar la sensibilidad del ser humano y otorgarle elementos de identidad nacional, dejando un registro urbano de protagonistas de momentos históricos y gestas heroicas que forman parte de la memoria nacional.

Aunque existe un acuerdo legislativo que reconoce la importancia y contribución social de los escultores, el director de la ENAP considera que existe una deuda histórica con los artistas que han generado un patrimonio colectivo para el país ENAPEquinos, exposición del escultor Rómulo Reyes

“Es importante que la sociedad conozca a sus escultores, que existe un día conmemorando su trabajo, que aprenda de la vida y obra de los más destacados artistas para que pueda identificarse con la historia nacional”, señala Arana.

A la vez, considera de vital importancia que a nivel gubernativo exista un mayor apoyo del espacio artístico para que los más destacados artistas puedan salir del país tanto para continuar con su formación como para difundir sus obras.

Compartir