Amafredo Castellanos

Ciudad de Guatemala, 2 mar (AGN) – Una “buena señal” para la economía de Guatemala y un aliento a los esfuerzos nacionales ante los grandes retos de país representan las perspectivas de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), que fija en 3,3 por ciento el crecimiento para este año, dijo una fuente oficial.

“Lo que representa el informe de la CEPAL es favorable al país porque es superior al mínimo que está estimando el Banco de Guatemala”, dijo a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN), Rubén Morales, ministro de Economía.informe cepal 2

“El Banco de Guatemala estima 3,0 (mínimo) y la CEPAL 3,3 por ciento; entonces, para el país es favorable que un organismo internacional como Cepal pueda decir que Guatemala puede crecer aún más y eso es una señal positiva para la economía nacional y también para los inversionistas”, dijo Morales.

Reconoció, no obstante, que el contexto sigue siendo difícil, por los grandes rezagos que sufre el país producto de problemas estructurales.

“Son muchos retos los que se tienen como país”, advirtió en alusión a problemas como la pobreza, la inseguridad o la polarización.comercio 2

Por ello, consideró indispensable seguir en la línea actual de no cesar en el “esfuerzo de lograr buscar los consensos, los acuerdos, a nivel nacional, y tener una buena relación entre los diferentes sectores”. Destacó la “apertura” como un factor “muy importante para generar confianza”.

Por otro lado, Morales dijo que también hay una expectativa muy positiva en el extranjero, sobre el rumbo que lleva Guatemala a partir de los cambios que promueve y defiende el presidente Jimmy Morales.

Señaló lo importante de aprovechar tal percepción internacional, pues recordó que “muchas empresas ya invierten en el país y tienen planes de ampliar sus inversiones, entonces, yo creo que eso es favorable”.

En 2016, el Ministerio de Economía presentó la Política Económica 2016-2021, Crecimiento Económico Incluyente y Sostenible, que comprende una estrategia enfocada a alcanzar un crecimiento de 5 por ciento del PIB anual como punto de partida para promover el desarrollo económico e incluyente.

Lea acerca de los objetivos de la Política Económica 2016-2021: http://agn.com.gt/index.php/2016/10/21/guatemala-apuesta-a-politica-economica-para-atender-recomendaciones-del-pnud/

Ministro Economía

El ministro reconoció que, de acuerdo con los informes y resultados de desempeños económicos, en relación con el resto de países de Centroamérica está entre los que crecen menos. Hizo ver que los países que crecen más son Panamá y Nicaragua, en tanto que Guatemala está en el rango medio junto con Honduras y Costa Rica, mientras El Salvador es el de menor crecimiento.

No obstante, subrayó que tanto Guatemala como la región “crecen más que sus principales socios comerciales, más que América Latina y más que los países más desarrollados”.

Estimaciones 2017

Durante la última reunión de Gabinete Económico, a principios de febrero, el Banco de Guatemala estimó un crecimiento mínimo de 3,0 por ciento, arriba de las economías avanzadas (1,8%), América Latina (1,6%) y similar al crecimiento económico mundial (3,4%).

Recinos advirtió que la estimación de crecimiento económico para 2017 es “congruente” con la que para Guatemala formulan entes internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) (3,8%), Banco Mundial (3,5%), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) (3,4%), o la calificadora de riesgos Moody’s Investors Service (3,7%).

El informe de la CEPAL

El informe de la CEPAL, titulado Centroamérica y República Dominicana: evolución económica en 2016 y perspectivas para 2017, el organismo advierte que los motores de crecimiento de la región “estarán amenazados en el corto y mediano plazo por el impacto que tendrían las políticas comerciales, migratorias y de inversión del nuevo gobierno de Estados Unidos, pues de implementarse reducirían el dinamismo del comercio internacional, la inversión extranjera directa y las remesas.remesas

Además, prevén que el aumento de los precios de los productos energéticos y el incremento de las tasas de interés afectarían negativamente al consumo y la inversión en la región.

Compartir