La Redacción

Ciudad de Guatemala, 11 feb (AGN).- El Centro Guatemalteco de Producción Más Limpia (CGP+L), en alianza con el Centro Global de Medioambiente (WEC) y la Universidad Rafael Landívar, impulsaron un proyecto que beneficia a un grupo de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), las cuales han reducido drásticamente sus costos de producción y, a la vez, les permitió implementar nuevas prácticas amigables con el medio ambiente.

En el caso de Guatemala, un 76 por ciento de las empresas participantes, en su mayoría Pymes, confirmaron haber logrado ahorros anuales promedio de 4.000 dólares en sus procesos de operación.

Los resultados obtenidos en los países participantes durante el desarrollo del proyecto, desde 2013 hasta el 2016, representan ahorros aproximados de 296.000 dólares, una reducción en el consumo de agua de 15.200 galones, una baja de 11.678 galones en el uso de combustibles fósiles y 404.900 kilovatio/hora de energía.

También, se beneficiaron Pymes y centros académicos de El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana y Perú. El objetivo fue adecuar la enseñanza universitaria a las necesidades y demanda del sector privado en materia de producción más limpia y eficiencia energética.

El proyecto, denominado “Caminos de Producción Más Limpia en las Américas, educando a los futuros profesionales”, inició en 2014, financiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos por medio de WEC.

“El programa logró importantes beneficios tanto para las empresas participantes como también para los alumnos de la universidad que formaron parte del modelo de intervención y mejora dentro de las compañías”, precisó Ernesto Semayoa, director de operaciones para Latinoamérica de WEC.

Añadió, que estos beneficios pueden ser considerados como punto de partida o un ejemplo de prácticas para otras empresas interesadas en mejorar sus procesos productivos.

Por su parte, Luis Ernesto Álvarez, coordinador de energía del CGP+L también destacó el impacto que esta iniciativa tiene en las nuevas generaciones de empresarios.

“Los jóvenes son pilares fundamentales que seguirán promoviendo las estrategias de Producción Más Limpia, incluso al salir de la universidad; este proyecto nos ha permitido otorgarle a los empresarios aportes novedosos que impactan en la competitividad de sus empresas en el corto, mediano y largo plazo”, sostuvo Álvarez.

La mayoría de estrategias identificadas y recomendadas por los jóvenes se enfocaron en el manejo responsable del agua y la energía, así como mejoras en los procesos productivos.

Guatemala es uno de los siete países del continente americano que ha sido beneficiado con la iniciativa Caminos de Producción Más Limpia, un programa que busca la sostenibilidad en el hemisferio.

WEC, por medio de los Centros de Producción Más Limpia de cada país, pretende que los estudiantes lleven las prácticas aprendidas dentro del aula a las empresas.

Hasta la fecha más de 200 estudiantes han multiplicado sus conocimientos trabajando con un grupo aproximado de 100 empresas de Latinoamérica. El proyecto tiene la posibilidad de involucrar a más de 700 alumnos de las siete universidades participantes.

 

Compartir