San Salvador, 16 de octubre de 2015 Según datos proporcionados por el El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) presenta la concentración de material particulado, menor a 2.5 micrómetros de diámetro (PM2.5), registrada en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), durante la recinte estudio de la calidad del aire La medida de 2.5 micrómetros de diámetro es 20 veces más pequeña que el cabello humano y de fácil ingreso en los pulmones de las personas. Foto D1: Nelson Dueñas

diario1.com

Marlyn Valdez De León

Ciudad de Guatemala, 28ene (AGN).- El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de Guatemala emprenderá una acción para regular las emisiones que producen los automotores y que está dirigida al cuidado del ambiente y protección de la salud de los guatemaltecos, en concordancia con compromisos internacionales, informó una fuente oficial.

Todos los transportistas deben mantener sus motores con un funcionamiento adecuado para evitar que las emisiones afecten la salud de los guatemaltecos”, dijo Sydney Samuels, titular del MARN.

El funcionario indicó que la normativa para regular la emisión de gases de los vehículos ya está lista y se espera poder publicarla para que cobre vigencia a medio año. Explicó que se le considera una medida urgente para que no se continúe contaminado el ambiente de los guatemaltecos.

El ministro Samuels indicó que “a mediados del año todos deben de tener sus unidades funcionando adecuadamente, sin que emitan humo negro, ni humo blanco”, según el funcionario, este último es el más peligroso para la salud.

Esta es una acción que se enmarca y responde a la Ley de Cambio Climático. Reiteró que, debido a eso, ya tiene la normativa, para ser revisada y dar marcha con su publicación en los próximos días.

ORD_9071-696x562

Daños

Este es un problema que afecta a todos los guatemaltecos, pues el humo es una mezcla de gases tóxicos que degrada al ambiente, además provoca problemas respiratorios y la irritación de los ojos.

Este tipo de contaminación se produce y daña al ambiente, afecta también a las plantas, animales y a las propias personas que lo producen. Tiene vinculación con desperfectos mecánicos de los automotores.

Preocupación internacional

En México, los automóviles son considerados la principal fuente de contaminación que contribuye a la formación de ozono troposférico, asociado con graves enfermedades cardiopulmonares, por lo que las autoridades enfrentan la presión constante para actualizar las normas que regulan las emisiones a escala nacional.

En Europa, ante la evolución del parque automovilístico en el continente y sus consecuencias sobre la polución, primordialmente en las grandes capitales, se creó en 1992 la norma medioambiental Euro aplicada a los vehículos de transporte individual y colectivo.

Desarrollada, modificada y endurecida en sus exigencias, la normativa ya ha pasado por varias fases y hemos llegado a la actual Euro 6, que concierne a todos los modelos de automóviles homologados en Europa desde el día 1 de septiembre de 2014.

La regulación sobre los límites máximos de emisiones de gases vuelve a poner su punto de mira especialmente en los motores Diesel. Estos ya fueron severamente restringidos en 2010 con la normativa Euro 5, que obligó a los fabricantes a desarrollar nuevos sistemas de gestión del escape, como válvulas de recirculación EGR, filtros de partículas FAP o catalizadores de urea para cumplir con las drásticas cifras de gases y partículas emitidos por los motores de gasóleo.

La nueva normativa Euro 6 ha entrado en vigor el mes pasado afectando a la homologación de nuevos modelos y se hará obligatoria a partir del día 1 de septiembre de 2015 para todos los vehículos matriculados en la UE.

Respecto a los vehículos Diesel, los que más van a experimentar sus restricciones en cantidades de NOx, la renovada ley dice “las emisiones procedentes de los coches y de otros vehículos destinados al transporte se limitarán a 80 mg/km”. Esta reducción representa reducir la cantidad permitida para este gas de escape en particular en un 50% respecto a la anterior norma Euro5.

Consumo: nuevo ciclo de homologación

En cuanto a los coches que equipen motores de gasolina, el límite de óxido de nitrógeno NOx queda fijado en los 60 mg/km en esta nueva modificación, la quinta desde 1992.

El esfuerzo de los fabricantes va a ser ingente en cuanto a reducir emisiones en estos años venideros, máxime cuando la Euro 6 no v a parar aquí, pues ya se ha hecho saber desde Bruselas que tendrá una nueva evolución, Euro 6.C, en el 2018.

Para ello, se ha previsto modificar el ciclo de homologación de consumo de combustible y sustituirlo por otro más fiable. El WLTP (World Light Vehicle Test Procedure) entraría en vigor en el año 2017 para ofrecer unos datos de consumo de los vehículos más realistas y fiables que los del actual ciclo de homologación NEDC (New European Driving Cycle).

(Con información de: Milenio.com y Ecomotor.es)

Compartir