Guatemala, 27 ene (ACAN-EFE).- El diputado del partido oficialista guatemalteco Julio Juárez Ramírez se declaró hoy inocente de haber ordenado el crimen de un periodista en 2015, un crimen por el que el Ministerio Público solicitó desaforarlo.

“Yo soy una persona a la que mis padres le han inculcado una educación sana. Soy honesto y honrado, y tengo temor a Dios. Además tengo dos hijos a los cuales les tengo que dar un buen ejemplo. Yo no sería capaz de hacer una cosa de esas”, declaró Juárez a la radio local Emisoras Unidas.

El parlamentario del gobernante Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) reconoció que tuvo relación con dos hombres detenidos el jueves por ser los supuestos enlaces con los sicarios que asesinaron en marzo de 2015, en la ciudad sureña de Mazatenango, al periodista Danilo Efraín Zapón López, del diario Prensa Libre

“Yo sólo tuve relación con las personas detenidas por temas exclusivamente partidarios”, enfatizó y recalcó que “Julio Juárez no tiene nada que ver en esto. Me declaro inocente”.

El legislador anunció que se pondrá a disposición de las autoridades para contribuir con las investigaciones del caso.

En su opinión, en el esquema de comunicación que presentó este jueves el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), parece que “jamás tuve reunión con los sicarios”.

La fiscal general, Thelma Aldana, y el comisionado de la Cicig, Iván Velásquez, dijeron que es “altamente probable” que el diputado oficialista sea el autor intelectual del crimen del periodista, porque cuando era candidato a parlamentario el comunicador supuestamente publicó una investigación en su contra.

El MP y la Cicig presentaron ayer una solicitud de antejuicio contra el legislador para que se levante la inmunidad y sea investigado por este crimen.

Además de los dos detenidos ayer, Marco Antonio Paredes Palacios y Marto Tulio Cano Reina, el año pasado fueron enviados a juicio por el crimen Sergio Valdemar Cardona Reyes y Germán Amílcar Morataya Beltrán, por los delitos de asesinato y asociación ilícita, y Artemio de Jesús Ramírez Torres, por asociación ilícita.

En el ataque también murió Federico Benjamín Salazar Jerónimo, quien trabajaba para una empresa de televisión por cable, mientras que otro periodista, Marvin Israel Túnchez Ayala, resultó herido.

Compartir