Madrid, 23 EFE (EFE).- El ecologista holandés Boyan Slat, de 22 años, recibirá mañana en Rotterdam (Holanda) el Premio al Europeo del Año 2017 de Reader’s Digest por el proyecto medioambiental que lidera para limpiar de plástico los océanos, tras descubrir los miles de toneladas en el Pacífico y el daño que hace a la fauna.

La editora de la revista Reader’s Digest España, Natalia Alonso, señaló, en un comunicado, que el premio será entregado al joven ambientalista en un acto sin ceremonia en las oficinas de Ocean Cleanup en Delft, cerca de Rotterdam.

Según la publicación, cada año se nomina una lista de europeos que tienen “una gran influencia en una área determinada y ayudan a transformar las vidas de los demás para mejor”, y este año ha sido seleccionado el Slat.

Con este galardón se busca reconocer la firme determinación e innovador enfoque al abordar uno de los mayores problemas de contaminación del planeta, ha explicado la revista.

A través de la Fundación “The Ocean Cleanup”, organización sin ánimo de lucro que preside, Slat ha desarrollado una “revolucionaria tecnología para limpiar el plástico que está acabando con la vida marina y contaminando el planeta”, explicó Selecciones Reader’s Digest.

Slat, quien se percató del problema que representa el plástico en los fondos marinos en uno de sus viajes para hacer submarinismo -al que es muy aficionado-, ha ideado un mecanismo para recuperar las toneladas de este material que flotan en la llamada Gran Mancha de Basura del Pacífico y otras corrientes del océano y que lentamente van rotando.

Como explica Slat en la web TEDxTalks, su concepto es: “En vez de ir a buscar la basura al mar, que sea el mar quien traiga la basura”.

Así la idea es crear un gran conjunto de barreras flotantes en forma de V amarradas al suelo marino para capturar los plásticos mientras fluyen las corrientes.

Hasta que Slat hizo público su proyecto, la tarea de limpiar los océanos de plástico se consideraba irrealizable y con un coste de miles de millones de dólares.

Según el estudio de The Ocean Cleanup, que ha recibido el respaldo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con su proyecto se podría retirar la totalidad de los residuos de la gran mancha de plásticos del Pacífico en sólo diez años.

Este estudio está respaldado por científicos e ingenieros que se sumaron en 2014 a la causa de este joven holandés, que abandonó sus estudios de Ingeniería Aeronáutica un año antes, y ha recibido una subvención de medio millón de euros (534.865 dólares) del Ministerio de Infraestructuras y Medio Ambiente de su país, entre otros apoyos.

Con estos fondos, pudo realizar los primeros ensayos de un prototipo el pasado verano en el Mar del Norte, que permitirán el inicio de la preparación del primer sistema completo que será instalado en el océano Pacífico.

El equipo de The Ocean Cleanup cuenta ahora con 60 personas de entre 18 y 55 años, entre franceses, daneses, alemanes, italianos y brasileños.

El director de operaciones del proyecto, el ingeniero experto en costas Allan van Hoecken, recientemente incorporado al equipo ha declarado: “Boyan es la razón por la que me he unido. Él inspira a trabajar allí”. EFE

Compartir