COMPLEMENTA INFORMACIÓN

Mildred Morales / Foto: Óscar Dávila (SCSPR)

Ciudad de Guatemala, 14 ene (AGN) – El presidente de Guatemala Jimmy Morales  advirtió hoy que la solución a los problemas nacionales demanda la participación de “todos” los guatemaltecos y reiteró sus elogios para su equipo de Gobierno, pues señaló que éste fue artífice de los avances logrados en su primer año de gestión.

“Lo que me deja este primer año de Gobierno es ratificar lo que siempre he pensado, no es una persona ni es un pequeño equipo, sino es la participación de todos como se puede lograr la solución de los problemas que nos afectan a todos”, dijo en una entrevista la noche de este sábado en T13 Noticias.

El mandatario, no obstante, volvió a reconocer el trabajo de sus ministros y secretarios de Estado como principal causa de los logros obtenidos en su primer año de gestión. Afirmó que sin su respaldo el país no hubiera avanzado como lo hizo el año pasado.

“Si no hubiera tenido el equipo que elegí y que nombre, difícilmente hubiera podido entregar lo resultados que hoy estamos entregando, que quizá no son los mejores, pero son muy positivos y mejores de la Guatemala que yo recibí hace un año”, expresó.

En cuanto a sus expectativas para los tres años que quedan de su mandato, el Presidente dijo espera poder entregar “mejores resultados” y dejar “cimentadas las bases para que Guatemala pueda tener una mejor educación, un sistema de salud verdaderamente equilibrado, desde la limpieza de las aguas, en los ríos, en los lagos, el uso de los desechos sólidos, hasta el sistema hospitalario”.presidente entrevista T13 1

“Hay un trecho largo por recorrer”, en estos temas, reconoció el dignatario, pero afirmó que al final espera llegar y decir: “no goberné en vano, no viví en vano”.

Concluyó: “mi compromiso íntegro, mi deseo de servir total. He cometido errores, quizá los seguiré cometiendo, pero gracias a Dios creo que ha habido más aciertos. Que Dios los bendiga, y gracias por confiar en mí”.

Lo bueno de ser presidente de Guatemala

La entrevista inició con una reflexión del mandatario ante una pregunta sobre qué fue lo bueno y lo malo del ejercicio en el cargo en el primer año de la actual administración. Respondió que lo bueno de ser presidente es “servir” y lo malo es “pensar que el presidente puede resolverlo todo”.

Preguntado acerca del trabajo cumplido por su gobierno en el tema de educación, explicó que fue “difícil”, y citó como ejemplos las condiciones de la infraestructura “completamente deteriorada” y la situación de los maestros, muchos de los cuales no figuran en una planilla, sino laboran por un contrato, además de existir una “estructura” magisterial criticada por temas de calidad educativa.

Advirtió que “hay cosas más, que no se ven” como los maestros que dan varios grados a la vez.

“Yo lo sigo viendo, como presidente, y quiero trabajar en ello, de tal forma que queremos dignificar la figura del maestro”, a lo que se suma que “tenemos que luchar contra la desnutrición crónica”.

“Por ejemplo, hoy se planteó que teníamos un problema de repitencia de 29.5 por ciento y se bajó a un 28.3. Eso significa un 1.2 por ciento. Alguien diría ‘¿nada más?’, sí, nada más, pero se avanzó”, comentó.presidente entrevista t13 2

Por ello, planteó el problema educativo desde el punto de vista de salud: “si tenemos una población, de la cual el 52 por ciento padece de desnutrición crónica, eso afecta afecta el crecimiento cerebral y la conectividad neuronal. O sea, físicamente, nosotros vamos a seguir teniendo ese problema”.

Ante ello, explicó, “nosotros hemos trabajado para que desde la educación y la seguridad podamos no solo educar, sino contribuir con la disminución de la desnutrición crónica”.

Para lograrlo, añadió, “fortalecimos todos los programas y al que más atención se le puso fue al de refacción escolar”.

Calificó la asignación para tal fin como “triste”, indicando que en el caso de la capital correspondían Q 1.11 para cada niño y en el interior Q 1.58. “Eso es una miseria, pero es lo que nos permite la ley, y nosotros logramos hacer, por primera vez, que este aporte llegara 180 días a las escuelas que tienen Organización de Padres de Familia (OPF)”.

Recordó que al inicio de este gobierno sólo 9.000 de las 30.000 escuelas tenían OPF. “Logramos que más de 25.000 escuelas finalizaran con OPF y el reto es que antes del primer trimestre de este año el 100 por ciento de las escuelas públicas lo tengan, de tal forma que la refacción escolar llegue a las 30.000 escuelas”.

 

Compartir