Brenda Larios/Foto Bomberos

Ciudad de Guatemala, 10 ene (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, lamentó la muerte de seis excursionistas en el volcán Acatenango, debido a las bajas temperaturas y también exhortó a la población a ayudar a las personas que no tienen refugio por las heladas que se registran en el país.

En su cuenta oficial de Facebook, el mandatario expresó sus condolencias a las familias de las seis víctimas.

“Quiero compartir con los guatemaltecos el sentimiento de consternación por la tragedia ocurrida en nuestro volcán Acatenango, en donde han perdido la vida compatriotas de enorme valor para nuestra sociedad. Mi más sentido pésame a sus familias y le ruego a Dios que pueda brindarles resignación en estos duros momentos”, expresó.

El Presidente menciona que este tipo de sucesos “debe hacernos reflexionar y tomar las medidas necesarias que eviten que esto vuelva a suceder”.

Además, Morales hace un llamado a toda la población para que ayuden a las personas que no tienen una vivienda o refugio para resguardarse de las bajas temperaturas que afectan el territorio guatemalteco y destaca que es la mejor “forma de honrar la memoria de las víctimas de Acatenango”.

“También me gustaría hacer un llamado a todos para que en honor a nuestros compatriotas que han perdido la vida, víctimas del frió, seamos más humanos y pensemos en las personas que tienen necesidad de un techo y abrigo”, indicó.

Los excursionistas iniciaron a escalar el volcán el pasado sábado pero las inclemencias del tiempo los afectaron ese día, según informaron tres sobrevivientes.

Los fallecidos fueron identificados como Josselin Yajaira Roldán Velásquez, de 21 años, murió momentos después de ser rescatada de las faldas del volcán situado entre los departamentos de Sacatepéquez y Chimaltenango.

Mientras que Lucía Yire Sánchez, de 20 años; y Francisco Javier Velásquez González, murieron en el lugar. El lunes fueron encontradas sin vida Bany Magdiel Marroquín, de 35 años; Linsy Ibania Marroquín, de 19 años; y el médico de 46 años, Axel Carranza.

Durante todo el fin de semana un fuerte viento, acompañado de intensas lluvias, azotó diferentes puntos del país, lo que dificultó las tareas de rescate que duraron dos días.

Compartir