Ciudad de Guatemala, 30 nov (AGN) – El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) consideró hoy “positiva” la aprobación del presupuesto del Estado para 2017 por parte del legislativo, el martes, señaló que constituye “un paso en la dirección correcta para estabilizar las finanzas públicas”.

No obstante, advirtió que aún es “insuficiente para cerrar las brechas sociales” que el país arrastra históricamente.

Al mismo tiempo, expresó “alivio” por el hecho de que el Congreso rechazó 16 enmiendas que “buscaban alterar significativamente” el contenido del dictamen favorable que había emitido la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda.

“Las enmiendas rechazadas proponían medidas como la remoción de controles de transparencia fiscal y sobre la nómina de trabajadores (controles sobre el renglón presupuestario 18), asignaciones para beneficiar empresas particulares vinculadas a diputados, asignaciones a oenegés cuestionadas, pagos por la denominada «deuda flotante» ilegal contraídas por ministerios como el de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda, o el de Gobernación, entre otras”, señaló.

También expresó dudas respecto a ocho enmiendas aprobadas y dijo que, aunque la mayoría de estas enmiendas son “justificadas y atienden criterios técnicos”, el Icefi expresa preocupación por las asignaciones especiales y las readecuaciones que fueron propuestas de forma opaca y a puerta cerrada.

Adicionalmente, dentro de las normas que regularán la inversión pública en infraestructura en 2017, el Icefi destaca la contenida en el artículo 48,  la cual fortalece las facultades de los alcaldes municipales para la ejecución de obras de los Consejos Departamentales de Desarrollo (Codede), desplazando a los gobernadores departamentales.

“Si bien es cierto el Icefi concuerda que los Codede han sido identificados como focos preocupantes de corrupción y opacidad fiscal, el traslado de facultades de los gobernadores a los alcaldes abre oportunidades para la transparencia y eficiencia, pero también riesgos”, advirtió.

Finalmente, el Icefi llamó a la sociedad a “ejercer control y auditoría social del presupuesto aprobado para 2017”, como un “paso previo” a retomar un diálogo para procurar una política fiscal que mejore en todos sus componentes: transparencia fiscal, gasto público, deuda pública y sostenibilidad fiscal, e incremento de la carga tributaria.

Foto: Jonathan Menkos, director ejecutivo de Icefi (Archivo)

Compartir