San Salvador, 28 nov (EFE).- La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) confía en que el Triángulo Norte de Centroamérica tenga la capacidad de atender una posible escalada de deportaciones desde Estados Unidos con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, dijo hoy a Efe un representante del organismo.

“Confiamos en que existan los protocolos, los lineamientos para que se pueda atender un incremento o flujo mayor de personas retornadas” a El Salvador, Guatemala y Honduras, aseguró Jorge Peraza, jefe de misión de la OIM para estos tres países.

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, aseguró el pasado 13 de noviembre que al asumir el cargo deportará a entre 2 y 3 millones de migrantes indocumentados con antecedentes penales.

Peraza detalló que la OIM está “reforzando las capacidades de los países de origen para que puedan absorber esta migración de retorno” y darle “los mejores servicios, en las mejores condiciones”.

Pese a las declaraciones dadas por Trump después de las elecciones del 8 de noviembre, “por el momento no se ve un cambio, que nosotros podamos cuantificar, en las tendencias” migratorias, indicó.

Antes de los comicios del país norteamericano, el Triángulo Norte ya registraba un incremento en el número de retornos de migrantes desde México, que no se puede asociar con el ascenso de Trump, añadió el experto.

“Por eso decimos que no hay un cambio, sí hay un incremento en las cifras de retornados desde México, que no necesariamente equivale al número de migrantes”, detalló.

La OIM presentó hoy en El Salvador el informe “Factores de riesgo y necesidades de atención para las mujeres migrantes en Centroamérica”.

Dicho estudio da cuenta de que el número de deportaciones de mujeres entre 2012 y 2015 desde México y Estados Unidos se disparó un 416 % y un 103 %, respectivamente.

El mismo detalla las condiciones de violencia que afrontan las mujeres migrantes en sus países de origen y que se repiten en las naciones de tránsito y destino.

El último dato oficial de salvadoreños residiendo en el país norteamericano asciende a los 2,8 millones de personas, que entre enero y agosto pasado enviaron más de 2.974 millones de dólares en remesas familiares, un 6,3 % más que en el mismo periodo de 2015.

La más reciente Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples del Ministerio de Economía indica que el 20,2 % de los salvadoreños recibe remesas y estas representan aproximadamente el 16,4 % del producto interno bruto (PIB).

Los cancilleres del Triángulo Norte de Centroamérica y México se reunieron el pasado 21 de noviembre en la Ciudad de Guatemala y acordaron unir esfuerzos para garantizar los derechos de la población migrante en EE.UU. tras los anuncios del presidente electo. EFE

Compartir