Marlyn Valdez De León / Foto: Óscar Dávila (SCSPR)

Ciudad de Guatemala, 18 nov (AGN).- El Gobierno del presidente Jimmy Morales tiene frente a sí un reto que se impuso y que Unicef catalogó de “difícil, pero posible”: reducir en un 10 por ciento la desnutrición crónica que sufre la mitad de sus niños menores de cinco años en sus cuatro años de mandato (2016-2020). Para ello está cumpliendo múltiples batallas.

La Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan) es una de las instituciones vinculada a la estrategia nacional para lograr este objetivo y que comparte esfuerzos con otras que son claves para llevar el esfuerzo, como el Ministerio de Salud, el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Agricultura, entre otras, y la incorporación, por primera vez bajo un esquema definido, de todas las municipalidades del país.

Germán González, titular de la Sesan explica que la prioridad en estos primeros diez meses de Gobierno fue combatir la desnutrición crónica en niños menores de dos años y atender las causas del hambre estacional que generan la desnutrición aguda. El objetivo es reducir en un nueve por ciento este flagelo en comparación a 2015.

Ya se cuenta con importantes avances en estas metas, explica Gonzáles, en la siguiente entrevista.

¿Cuáles han sido los temas priorizados por el Gobierno de la República?

Disminuir la desnutrición crónica, fortaleciendo la atención primaria en salud y en educación, para cambiar el comportamiento de la población para mejorar las prácticas en el desarrollo del niño en su etapa de los 1.000 días.

Otro de los temas es la inversión en agua y saneamiento que debe hacer cada una de las instituciones, principalmente las municipalidades, que tienen un mandato para tal efecto, así como asegurar la disponibilidad de alimentos y velar por la economía familiar como condiciones que permitan alimentar a las poblaciones durante un tiempo.nina-pobreza-2

¿Qué avances presenta la Estrategia Nacional de Prevención de la Desnutrición Crónica 2016-2020?

Se logró esquematizar la coordinación a nivel municipal, con las autoridades locales. Durante este año se tocaron las puertas de 338 alcaldías que pudieron abrir Oficinas Municipales de Seguridad Alimentaria y Nutricional y 310 consejos para este tema.

Estos están atentos y listos para recibir las intervenciones que reduzcan la desnutrición crónica en estos municipios. Estamos preparados para implementar acciones que permitan reducir esos niveles de desnutrición.

¿Cómo se articulan las diferentes instituciones a esa estrategia?

A través de una estrategia de gobernanza, la cual ha sido diseñada y puesta en marcha este año con manuales de funcionamiento, acuerdos mínimos para llevar las intervenciones.

Es importante decir que el acuerdo que se legró es que la intervención se basará en gestión por resultados. Esta fue incluida en el proyecto del presupuesto que se presentó al Congreso de la República. Definirá resultados antes de buscar ejecución del presupuesto.

¿Qué sectores participaran en esta estrategia?

El sector de gobierno, como los ministerios de Agricultura, Educación, Salud, Desarrollo Social y Finanzas Públicas. Así como las secretarías de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, de Planificación, Obras Sociales de la Esposa del Presidente y Sesan.

Mientras que con sector empresarial, estamos trabajando fuertemente con la Alianza por la Nutrición, sociedad civil que aglutina a 10 sectores, así como cooperación internacional.

Estos últimos apoyan con recursos técnicos y financieros que permitirán complementar el esfuerzo que el Gobierno está realizando con fondos del presupuesto nacional.

¿Qué resultados se tiene del Plan de Respuesta al Hambre Estacional 2016?

Los resultados importantes fueron haber atendido a más de 355.000 familias en todo el país, respondiendo a las causas de desnutrición aguda, apoyando al identificador y al diagnóstico oportuno de cada caso. Hubo una reducción importante en comparación al año 2015.

Estas familias pudieron ser atendidas para producir alimentos en su hogar, con técnicas adecuadas de conservación de suelos y que además pudieran recibir alimentos para mitigar las pérdidas que pudieron haber ocasionado los fenómenos climáticos en ese periodo.

¿A qué sector va dirigido el Plan?

Este atiende a 360.000 familias, que están identificadas con los criterios de legibilidad con los estándares de Naciones Unidas. Cada una de las familias cumplió con los requisitos para ser atendidas en más de una oportunidad y se transparenta los datos a través de los distintos portales de los ministerios de Agricultura, Desarrollo Social y Sesan.

¿Cómo marcha el tema de presupuesto 2017, destinado a reducir la desnutrición crónica en Guatemala?

Se plantea como objetivo consolidar el rescate que el Gobierno de la República cumple en el Ministerio de Salud. Incluye más de 1.000 millones de quetzales adicionales para fortalecer el primer nivel de atención en salud y que éste pueda prestar los servicios de prevención de las enfermedades prevalentes de la infancia, como la desnutrición crónica.

El Ministerio de Educación será fortalecido con más 900 millones de quetzales adicionales de su presupuesto, para fortalecer las áreas que tiene que ver con la alimentación escolar, el servicio de educación preescolar y que vendrán a complementar las acciones de desnutrición crónica en el país.

Además, haber consolidado los consejos nacionales de desarrollo urbano y rural, donde se pudieron destinar más del 50 por ciento de los fondos para el 2017, en temas de agua y saneamiento, educación y salud, los cuáles serán destinados a las comunidades más lejanas del país.agua

¿Cómo se construyó el presupuesto 2017?

Esto fue con el apoyo de todas las unidades técnicas, administrativas, financieras de cada una de las instituciones, fortalecidas por la Secretaría de Planificación de la Presidencia (Segeplan) y el Ministerio de Finanzas. Se construyó en base a un presupuesto por resultados.

¿Qué aporte se tiene de la cooperación internacional en el combate a la desnutrición en Guatemala?

Ha estado activa a las cualidades de desarrollo del país. Ha identificado que este tema es una prioridad derivado a los altos índices de desnutrición que hay en el país y ha destinado recursos para complementar los esfuerzos que el Gobierno de la República hace a través del presupuesto.

Estos aportes no vienen a sustituir las acciones que el Gobierno hace, sino a complementarlas, a fortalecerlas y potencializarlas para poder alcanzar los resultados de una manera más rápida.

¿Cuáles son las primeras acciones programadas para el próximo año?

Es el lanzamiento de la ejecución de las acciones. Durante este año estuvimos preparando todas las articulaciones que deberían de darse en el terreno. Las bases que permitieran sentar la estrategia de reducción de desnutrición crónica y a principio del año el señor Presidente estará inaugurando la ejecución de la estrategia en cada uno de los departamentos priorizados para el 2017.

Estaremos en Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz y Chiquimula haciendo las intervenciones que tienen que ver con la prevención de la desnutrición crónica, es decir, poder tener servicios de salud con capacidad de ofrecer vacunas, control de crecimiento del niño menor de 2 años, así como tener consejería adecuada que permita a las madres atender mejor las acciones de alimentación, entre otros temas.german-gonzalez-sesan-3

Compartir