Fotos. Oscar Dávila/SCSPR

Marlyn Valdez De León

Ciudad de Guatemala, 17 nov (AGN).- El Ministerio de Educación (Mineduc) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Guatemala premiaron a 26 niños por su participación en el concurso “Cuentos en familia, los abuelos cuentan”, en su quinto año consecutivo.

Oscar López, titular de la cartera educativa, manifestó que este programa fue creado para impulsar la unidad familiar, la lectura y la escritura a “temprana edad”.

Además, el ministro López señaló que cada año se incrementa el interés de estudiantes de los niveles primario, básico y diversificado, por lo que en el 2016 alcanzó la participación de 656.720 alumnos.

Mariko Kagoshima, representante de Unicef en Guatemala, declaró que esta organización se siente complacida de haber participado “una vez más” en el concurso, agradeciendo la asistencia de los escolares así como de los abuelos que los apoyaron.

ord_8232

“Los cuentos nos ayudan a estrechar los lazos y promover el diálogo intergeneracional, así como entender la historia del país”, dijo.

Los cuentos que concursaron fueron escritos por creatividad de los jóvenes entusiastas, que con el apoyo de sus familias hicieron sus escritos en español e idiomas mayas, xinca y garífuna, y la participación de Betzy González fue en Braille.

Esta joven, de 19 años, escribió La Plaga, con ayuda de su abuelo Pedro González, el cual fue basado en hechos reales acontecidos en San Pedro La Laguna, en el departamento occidental de Sololá.

Lester Álvarez, de 23 años, instó a los niños a que luchen por sus sueños porque “todo es posible”, ya que este programa les ha abierto las puertas, ya que todo se debe hacer “con esmero y amor”.

Iliana Cofiño, encargada del programa de Educación de Unicef, dijo a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) que desde la creación del programa, en el 2012, ha sido apoyado por la organización.

ord_8284

El aporte de la institución fue económico para contribuir con el traslado de los alumnos y padres de familia al evento de premiación, así como con el lanzamiento del concurso. La estimación de lo invertido es de al menos 125.000 quetzales cada año, dijo Cofiño.

“Para nosotros, que los niños sepan expresar sus sentimientos y pensamientos es fundamental”, por lo que continuarán apoyando a la niñez guatemalteca, ya que la misma población pide el programa, agregó.

Cofiño hizo un llamado a los estudiantes guatemaltecos para que se animen, escriban y participen en el concurso de cuentos.

La Fundación Tigo entregó 16 mochilas para los ganadores de la primera y segunda categorías, las cuales contiene un pachón, lonchera, bolsa de útiles escolares, cuadernos y una taza.

Mientras que para los ganadores de nivel medio de las categorías tres y cuatro, entregó 10 teléfonos celulares.

Compartir