Amafredo Castellanos / Foto: Leonel Jiménez (SCSPR)

Ciudad de Guatemala, 16 nov (AGN).– El contralor general de Cuentas de la Nación, Carlos Mencos, reconoció hoy la importancia de encontrar una pronta solución en el caso de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) y valoró el diálogo establecido hoy por el presidente Jimmy Morales con diputados como un “valor agregado”.

“El valor agregado es tener la oportunidad de interactuar y socializar la información de lo que se quiere hacer. Tener una mesa amplia de diálogo. Hoy por hoy, todos los que estuvimos presentes, nos llevamos información adicional de todo el proceso”, dijo el funcionario.

Advirtió que el diálogo era necesario “para el rescate de este proyecto (TCQ) que tiene una envergadura importante para el desarrollo de este país”.

Mencos reconoció que durante el encuentro los diputados aprovecharon para plantear criterios y dudas, que calificó como “válidas”.

“Son perfectamente válidas las dudas, y creo que se les aclaró, en todos los ámbitos según la competencia de cada una de las instituciones” participantes, dijo.

“Tuvimos la oportunidad de aclarar algunas dudas y creo que se fueron bastante satisfechos, claro, con el pendiente de evaluarlas a lo interno de cada uno de sus partidos”, comentó.

El titular de la CGCN, dijo que el caso de TCQ es un tema de Estado y que como tal incumbe a todas las instituciones y organismos.

“Este es un eje transversal importante, porque todos los que participamos en el diálogo realmente estamos viendo de la mejor manera el problema para beneficio de los guatemaltecos. No como una isla, solo como una institución, sino como Estado”, dijo.

Explicó que el fundamento legal para la iniciativa de ley que promueve el Ejecutivo para el rescate del bien, es claro y procedente.

“Es una ley específica (la iniciativa planteada) y esa facultad (de aprobarla) solo la tiene el Congreso de la República y por esa razón fue la reunión para aclarar cualquier duda”, dijo.

La acción del Ejecutivo frente al tema fue lanzada ante el Legislativo el 3 de noviembre, cuando se presentó la iniciativa de Ley por medio de la cual y “por razones de utilidad pública e interés nacional” se otorga con carácter excepcional la concesión de servicios portuarios a TCQ, bajo un nuevo contrato de usufructo por 21 años y tras el pago de una reparación civil de 43 millones de dólares.

Compartir