Foto. Marvin García/SCSPR

Donis Figueroa

Ciudad de Guatemala, 8 nov (AGN).- El ministro de Finanzas Públicas y Moneda, Julio Héctor Estrada, advirtió hoy que de no aprobarse el presupuesto general de ingresos y egresos de Guatemala para el próximo año, esto afectaría la gobernabilidad del país.

Ya este año hubo serios problemas de espacios presupuestarios, muchas dificultades para poder hacer los aportes a Salud y el año entrante las necesidades son más grandes, entonces pensamos que correría riesgo la misma gobernabilidad, pero habría que continuar, ajustar el mismo presupuesto de este año”, refirió el titular de la cartera del Tesoro.

Agregó que desde el Ejecutivo están observando cómo evoluciona la discusión del proyecto de ley en la Comisión de Finanzas del Congreso de la República para que se emita un dictamen.

Recordó que esta comisión de trabajo del Organismo Legislativo ya citó a diferentes actores para resolver dudas sobre asignación presupuestaria, además ha tenido la participación de la dirección técnica del presupuesto.

La Junta Directiva del Congreso claramente ha detenido el funcionamiento del proceso y esperaríamos que ya la comisión complete su dictamen para que pase a discutirse en el pleno”, dijo Estrada antes de participar en un acto oficial celebrado en el Palacio Nacional de la Cultura en el que amplió por dos años la vigencia de la Alianza por la Transparencia.

Proyecto de presupuesto 2017

El pasado 2 de septiembre, el ministro de Finanzas Públicas entregó al Congreso el proyecto de Presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2017.

La iniciativa suma 79.830 millones de quetzales, un 12,7 por ciento más que el presupuesto aprobado para el 2016.

Este proyecto asigna la mayor cantidad a seguridad y justicia con 2.096 millones de quetzales, a salud y seguridad alimentaria 4.845 millones de quetzales y a infraestructura 1.878 millones quetzales.

En cuanto al origen de los recursos, el proyecto de presupuesto está conformado en 72,2 por ciento de ingresos que provienen de la captación de impuestos establecidos en la ley, por un monto de 57.000 millones de quetzales.

Contempla además un apartado sobre las normas presupuestarias y riesgos fiscales. Las primeras se refieren a normas de calidad y eficiencia del gasto público, que garantizan la transparencia y eficiencia en la ejecución de recursos.

Compartir