Nueva York, 12 oct (EFE).- El gigante tecnológico estadounidense Apple alcanzó máximos históricos en Wall Street coincidiendo con la mala racha que atraviesa su rival surcoreano Samsung por los repetidos casos de combustión de su teléfono Galaxy Note 7.


Las acciones de Apple subían hoy un 1,05 % en el mercado Nasdaq y pasado el ecuador de la jornada bursátil en Nueva York cotizaban a 117,52 dólares, después de que el martes cerraran en un nuevo récord histórico de 116,30 dólares.

El gigante tecnológico, uno de los treinta valores que forman parte del índice Dow Jones de Industriales, acumula en los últimos cinco días un avance del 3,96 %, mientras que en el último mes sus títulos se han revalorizado un 11,46 %,

La buena racha de Apple en Wall Street coincide con el mal momento que está atravesando Samsung Electronics, que esta semana anunció que dejará de producir su teléfono Galaxy Note 7 por los repetidos casos de combustión del dispositivo.

Precisamente hoy, la compañía admitió que esos problemas le han obligado a recalcular su pronóstico de facturación entre julio y septiembre (la venta del Galaxy Note 7 empezó el 19 de agosto) y rebajó sustancialmente sus previsiones de resultados.

Samsung prevé ahora que sus ventas se sitúen en el tercer trimestre en unos 47 billones de wones (unos 41.852 millones de dólares), lo que supone un descenso del 4,09 % respecto a lo calculado inicialmente.

Así, mientras Apple cotiza en máximos históricos en Nueva York, los inversores llevan días castigando a Samsung en la bolsa de Seúl, donde solo este martes sus acciones se desplomaron más de un 8 % y hoy cerraron con un retroceso del 0,65 %.

FOTO

El desplome de Samsung tras cese de ventas del Galaxy Note 7 arrastra a Seúl

 (COREA DEL SUR) 11/10/2016.- Agentes de bolsa pasan delante de un monitor con el dato de cierre del índice Kospi en el banco KEB Hana Bank de Seúl, Corea del Sur, hoy, 11 de octubre de 2016. La Bolsa de Seúl cayó hoy con fuerza arrastrada por el desplome de la acciones de Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, tras la decisión del conglomerado de suspender las ventas globales del Galaxy Note 7. El indicador de referencia Kospi cayó 24,89 puntos, un 1,21 por ciento, y quedó en 2.031,93 puntos en una sesión en la que se movieron 5,12 billones de wones (4.111 millones de euros/4.573 millones de dólares); mientras que el tecnológico Kosdaq retrocedió 4,10 puntos, un 0,61 por ciento, hasta 670,64 unidades.

Compartir