Foto. Leonel Jiménez

Douglas Gámez

Ciudad de Guatemala, 5 oct (AGN).– El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, lamentó hoy que el Congreso no haya aprobado el estado de calamidad para atender los desastres causados por las lluvias en el país.

El mandatario expresó su preocupación por la actitud de algunos diputados que instaron al Ejecutivo a solicitar la medida una vez ocurrida la emergencia.

“Alguno de los diputados dijo que cómo se decreta un estado de calamidad o prevención si no ha pasado un desastre, o sea, tenemos que seguir esperando a que pasen desastres para tomar medidas”, dijo.

Morales declaró que la “responsabilidad”, si llega a suceder un incidente, “está más que claro” que recaerá en el Congreso.

El mandatario recordó que millones de personas habitan en zonas de riesgo y que podrían sufrir a consecuencia de la época lluviosa y los huracanes que se aproximan a la región.

“La invitación es al pueblo de Guatemala para que voltee a ver quiénes son los que no se están preocupando por las necesidades que puedan tener las familias guatemaltecas”, destacó Morales al recordar que el Ejecutivo promovió un estado de prevención y luego el de calamidad, los cuales fueron adversados por distintos sectores.

El Presidente insistió en que de suceder una tragedia, el Gobierno emprenderá las acciones necesarias para atenderla y confió en el respaldo de la comunidad internacional para hacerlo.

ct8cpprvmaayiir

Sin embargo, reiteró que el país tiene la responsabilidad de prevenir. “Seguiremos trabajando con lo que podemos y tenemos”, apuntó.

Aclaró que las decisiones del Congreso no afectan a la Presidencia sino al pueblo de Guatemala, y citó otros casos como las reformas a la Ley de Competencias.

“Desde enero luchamos para que sea modificada, se la dimos al señor diputado Jairo Flores (Unidad Nacional de la Esperanza), que es el presidente de la Comisión de Finanzas, no sé si no ha querido, la ha perdido, pero ya pasó más del tiempo legal para que eso fuese aprobado, eso demuestra a quiénes o a qué partido no les importan la salud y el bienestar de los guatemaltecos”, puntualizó.

El mandatario reiteró que esas acciones son “juegos políticos” de la “vieja” política.

Por último manifestó que Guatemala debe emprender nuevas políticas para la prevención de los desastres ocasionados por fenómenos climatológicos en vez de la reacción.

Con 59 votos en contra y 47 a favor, los diputados del Congreso no ratificaron el estado de calamidad impulsado por el Gobierno de Guatemala y que busca prevenir y resguardar la vida de los guatemaltecos en más de 10.000 puntos en riesgo, identificados por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Compartir