Foto. Archivo

Joseline Ayala

Ciudad de Guatemala, 30 sep (AGN).- El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) reiteró la voluntad del Gobierno de Guatemala de continuar con el diálogo, con el fin de resolver los conflictos que impiden que pobladores del departamento norteño de Baja Verapaz tengan acceso a la atención de su salud.

Desde antes del 26 de junio de este año, cuando tomó posesión del cargo la actual ministra de salud, Lucrecia Hernández Mack, los representantes sindicales han realizado bloqueos tanto en las instalaciones del Área de Salud como del Hospital Nacional de Baja Verapaz.

Según la portavoz del ministerio, Marlit Valenzuela, la medida está impidiendo que los guatemaltecos tengan acceso a la atención de su salud, aunque la cartera ha insistido en el diálogo a través de una mesa técnica.

“La última reunión se sostuvo el miércoles pasado, pero no se lograron consensos debido a la falta de disposición del personal de deponer las medidas de hecho, pues argumentan tener diferencias con la administración del director del área”, explicó.

Ante ello, el MSPAS acudió a la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos (Copredeh), donde se espera que se logren consensos para detener las medidas que están efectuando los dirigentes sindicales.

Es “lamentable” la situación y “estos momentos de inestabilidad son producto de una serie de acciones del pasado que están acumuladas y que deben ser objetivo de investigación”, dijo.

Las nuevas autoridades están realizando los más intensos esfuerzos para dar solución a la problemática, concluyó.

 

Compartir